Escucha esta nota aquí

Una potente explosión de gas devastó este jueves una maternidad de Ciudad de México causando la muerte de al menos dos personas y 73 heridos graves, mientras los equipos de rescate siguen buscando a otras posibles víctimas entre los escombros.

La explosión en el hospital materno infantil Cuajimalpa, que atiende a mujeres embarazadas, ocurrió alrededor de las 7:00, cuando un camión cisterna de la compañía Gas Express Nieto abastecía a la maternidad y sufrió una fuga en la manguera del vehículo.

Entre el pánico de los trabajadores y los pacientes, que huyeron despavoridos, los equipos de rescate iniciaron una dramática búsqueda con la ayuda de perros para encontrar a sobrevivientes entre los escombros del hospital, que quedó destruido en un 75%.

Los mexicanos tratan de encontrar respuestas a las interrogantes surgidos desde que, a primera hora de la mañana, supieran que un hospital de cuna voló por los aires en Cuajimalpa, un distrito limítrofe del DF, donde había más de cien personas dentro, entre pacientes y trabajadores.

Desesperación de familiares

María Concepción, de 28 años, busca con desesperación a sus sobrinas, unas gemelas que nacieron hace una semana.

"Se encontraban ingresadas en una incubadora y después de la explosión no hemos vuelto a saber nada de ellas", explica la familiar desesperada.

"Estoy esperando informes de mi sobrina. Dio a luz ayer. Estamos desesperados, no sabemos nada", dijo Martha Castellanos.

Los heridos, un total de 66, entre ellos 22 niños, empezaron a ser llevados en helicópteros a varios hospitales de la capital, para los que se llamó a donar sangre.

Apoyo desde las redes sociales

El presidente, Enrique Peña Nieto, expresó sus condolencias a través de su cuenta de Twitter.
,

n
,

Asimismo, el papa Francisco, pidió por las víctimas desde el Vaticano, a través de la red social.
,

n