Escucha esta nota aquí

El nuevo presidente de Sport Boys, Luis Ruiz, denunció que el titular de la FBF, César Salinas, pagaba los pasajes del plantel warneño para los partidos de visitante y que justo no lo hizo cuando se debía jugar contra Real Potosí, por la última fecha del Clausura, lo que ocasionó la desafiliación del Toro.

Tras el paro cívico, Sport Boys quedó sin dirigencia por la ausencia de Carlos Romero, por lo que la FBF logró que la empresa de televisación adelante $us 150.000 para pagar sueldos a los jugadores del Toro, ya que el torneo no se iba a reiniciar por decisión de Fabol.

“Lo que pasa es que Salinas es un hombre que manipuló el fútbol desde un principio. Se hace cargo de Sport Boys, pues él pagó los pasajes para los partidos de visitante. La pregunta es ¿por qué no pagó justo en la última fecha?”, apuntó Ruiz, que se respondió: “Lo hizo porque pretendía que nuestro club descienda y además así se quitaba a un enemigo personal, que es el presidente de Destroyers (Carlos Blanco), porque al sacarnos a nosotros elimina a Destroyers”, sostuvo.

En ese sentido, Ruiz considera que los clubes deben pedir una investigación sobre el tema.