Escucha esta nota aquí

El respaldo de Oriente Petrolero, Guabirá, Royal Pari, Blooming, Bolívar y Wilstermann a Destroyers sigue firme. Estos clubes mantienen la idea de que la decisión del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no se hizo con total apego a los reglamentos del campeonato 2019 para sacar de la División Profesional al club Cuchuqui, más allá de la desafiliación que sufrió Sport Boys, por no haberse presentado a jugar en la última fecha del torneo Clausura.

Destroyers y Sport Boys tenían la misma puntuación (39) hasta la penúltima fecha del Clausura en la tabla Acumulada (suma de puntos del Apertura y Clausura), cabe señalar que pese a la derrota del cuadro destroyano en el cierre de su participación, la reglamentación del campeonato exige la disputa de un partido por el descenso indirecto, que en este caso le tocaría jugar a los aurinegros ante Real Santa Cruz, subcampeón de la Copa Simón Bolívar.

Esto último debió darse para los que defienden a Destroyers y a la vez critican la decisión del ejecutivo de la FBF, que bajo su interpretación y argumentando que ya no daban los tiempos para jugar el indirecto (la fecha 26 del Clausura se jugó el 28 de diciembre) determinó que Destroyers descienda y que Real Santa Cruz ascienda directamente de categoría.

Esta posición fue lo que originó que el lunes pasado no haya quorum en el consejo superior que debió realizarse en la capital cruceña, pues los clubes arriba mencionados acordaron no participar porque el titular de la FBF no quiso escuchar su propuesta.

Hoy, en La Paz

Tras el fracasado intento en la reunión del lunes, Salinas salió a decir que si esto se repite este jueves en una nueva reunión que fue convocada para hacerse en La Paz, acudirá a la Conmebol para tener la venia del ente matriz y así, con los que se hagan presente, pueda aprobarse la nueva convocatoria de los campeonatos de la temporada y castigar, con sus consecuencias, a los que no participen en el inicio del Apertura.