Escucha esta nota aquí

Cada vez son más frecuentes las actividades con tiburones en Australia. Hay opciones que permiten bucear con tiburones en una jaula o darles de comer desde una pequeña embarcación.

Melissa Brunning, de 34 años, estaba en un yate en Dugong Bay en una de estas actividades, consideradas 'seguras' por sus organizadores. Cuando intentó darle alimento al animal con sus propias manos, el depredador tomó su mano y la hizo caer al agua, según publicó a The West Australian citado por Clarín.

El hombre que estaba a lado la logró agarrar y salvar su vida, sin embargo Brunning perdió un dedo. Después del incidente dijo a los medios que había aprendido a "respetar la vida marina, y mirarla con asombro, pero simplemente déjalos en paz".

Mira el impactante momento: