Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez agradeció este jueves a organizaciones internacionales y "naciones amigas" por el apoyo técnico y financiero para la realización de nuevas elecciones en Bolivia. Al mismo tiempo, reconoció que la democracia en América Latina se ve amenazada por la corrupción y el totalitarismo.

Las declaraciones de Áñez fueron vertidas en un acto en Palacio Quemado, donde recibió el saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en el país.

Con relación a las elecciones que convocó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para el próximo 3 de mayo, la mandataria destacó que el país encara un proceso de recuperación de la democracia; sin embargo, alertó dos amenazas que afectan este derecho en naciones vecinas.

“Hoy en América Latina tenemos muchas democracias, pero algunas de ellas están afectadas por el fenómeno de la corrupción y la ambición de imponer hegemonías antidemocráticas. Es nuestra responsabilidad combatir ambos; la corrupción y la tendencia totalitaria, sabiendo que la democracia no sobrevive a la corrupción ni al totalitarismo”.

Impasse con México y España 

Con relación al impasse que tuvo Bolivia con diplomáticos de México y España, quienes fueron declarados ‘personas no gratas’ y expulsados del país, Áñez le dijo al cuerpo diplomático que su Gobierno tiene el interés en mantener la relación de amistad y el respeto muto con los países mencionados.

"Nuestro Gobierno quiere mantener las tradicionales relaciones de amistad y respeto mutuo tanto con los gobiernos de México y España, como con los pueblos de ambos países con quienes nos unen lazos sólidos y culturales, políticos e históricos y hasta familiares", manifestó.