Escucha esta nota aquí

La Fiscalía informó que María Palacios, detenida en el aeropuerto de El Alto cuando intentaba llevar 100.000 dólares a Argentina, ocupaba un cargo jerárquico en Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA) filial Bolivia. Será investigada por sedición y financiamiento al terrorismo.

El fiscal Marco Villa informó este jueves que Palacios, de quien se dice es allegada del exministro Juan Ramón Quintana, ocupaba el cargo de subgerente en la filial de PDVSA en el país, donde estuvo trabajando cerca de siete meses. 

“Es una señora que tenía poder notarial con el cual hacía bastantes movimientos económicos dentro de esta empresa”, dijo el Villa a Erbol.

Al ser presentada ante los medios, Palacios aseguró que el dinero con el que fue encontrada estaba destinado al pago de sueldos y salarios de trabajadores de PDVSA en Argentina. 

En su declaración a la Fiscalía, Palacios agregó que transportaba el dinero por encargo de la presidenta de PDVSA, porque supuestamente esta compañía tiene sus cuentas congeladas. 

Entretanto, la Fiscalía anunció que pedirá la detención preventiva de Palacios en la cárcel de Obrajes, puesto que los delitos por los que será imputada son sedición y financiamiento al terrorismo. En este marco, se rastrean los vínculos que tenía con el exministro Quintana y con el expresidente Evo Morales.

Desde la Fiscalía agregaron que la presidenta de PDVSA, de quien se sabe es de nacionalidad venezolana, y el gerente administrativo podrían ser citados a declarar en las próximas horas.