Escucha esta nota aquí

El expresidente Jorge Tuto Quiroga buscará por tercera vez regresar a Palacio Quemado. El hombre que gobernó al país entre 2001 y 2002 tras la renuncia de Hugo Banzer, se propuso ayer como candidato a presidente en las elecciones de 2020. Lo hizo con los colores verde, blanco y rojo, que coinciden con el Partido Demócrata Cristiano, del cual ya fue postulante en 2014, pero no oficializó cuál será su sigla o su alianza para el 3 de mayo.

A diferencia del resto de los candidatos que no participaron de las elecciones de octubre, Quiroga, que el miércoles renunció a la vocería internacional del Gobierno de Jeanine Áñez, llega con unas líneas maestras de su propuesta de Gobierno, basada en la recuperación de la economía.

Quiroga parece sumarse a Chi Hyun Chung y Luis Fernando Camacho en la búsqueda del voto devocional, ya que comienza su documento citando la Biblia.

“Voy a participar en las elecciones venideras de mayo sin caprichos ni imposiciones, con razones y propuestas”, tuiteó.

Quiroga es otro de los candidatos del viejo bloque opositor a Morales que busca liderar un frente amplio y aseguró que está dispuesto a negociar con “líderes que quieren consolidar la democracia”.

Las propuestas

Quiroga plantea como base de un programa de Gobierno, la restauración económica y democrática del país, a la que le suma pilares como bienestar social y proyección internacional del país. No toca los bonos y apoya un seguro internacional de salud. Se plantea una economía con industrialización del litio, exportación de energía limpia (gas, electricidad) y construir un polo tecnológico.

“La Bolivia 2025 deber ser el corazón verde digital de Sudamérica; con industrialización, producción y con una pitita como propiedad ciudadana popular”, escribió.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, confirmó ayer que la presidenta Jeanine Áñez emitirá el 22 de enero, Día del Estado Plurinacional, un mensaje a la nación desde Palacio Quemado, sobre la base de los tres pilares fundamentales de su Gobierno: “pacificación, transición y gestión”.

Núñez dijo que Áñez, que asumió la administración de Bolivia el 12 de noviembre, tras la renuncia del expresidente Evo Morales, emitirá ese mensaje desde Palacio de Gobierno, porque esa fecha no corresponde brindar un informe al país desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Según él, el informe a la nación se debe dar cada 6 deAgosto, aniversario de la Independencia de Bolivia. Como logros de la beniana, Ñúñez destacó la pacificación del país, tras la convulsión social generada por las elecciones de octubre de 2019 y el supuesto fraude, promulgó la ley de “Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales”, que dio paso a la formación de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la convocatoria a nuevas elecciones. Morales, por su parte, dará otro mensaje desde un estadio bonaerense. /ABI