Escucha esta nota aquí

La Fiscalía de Santa Cruz confirmó que el exministro de Gobierno, Carlos Romero, aún no ha sido citado formalmente para prestar declaraciones tras la denuncias de abogados que patrocinan a implicados en el caso terrorismo, iniciado hace más de 10 años.

Gary Prado, junto a Otto Ritter, acusaron al exhombre fuerte del Gobierno de Evo Morales por los delitos de conducta antieconómica, presunta malversación de fondos, uso indebido de influencias y asociación delictuosa; de todos estos cargos; solo el primero de estos cargos fue admitido por el Ministerio Público, informó Mirna Arancibia, fiscal departamental de Distrito.

Según indicó Ritter, el Ministerio de Gobierno financió pasajes y viáticos de los jueces por lo que "siempre fallaba a su favor, porque salía plata para los pasajes a los jueces ciudadanos. No puede alguien ser juez y parte”.

Dentro de este proceso y tras develarse que Romero está en la ciudad de La Paz, ayer se remitió la documentación para citarlo, en colaboración con la Fiscalía paceña, pero esta no ha sido efectuada.

También se abrió una investigación para determinar responsabilidades por las irregularidades que se dieron en la estatal Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn) que dependía del mando de la exautoridad masista.