Escucha esta nota aquí

El error de llevar solo 11 jugadores para jugar ante Bolívar (15 de diciembre), en un partido que solo duró un tiempo pues en la segunda parte salieron seis futbolistas y, con ello, el encuentro quedó suspendido, le sigue dando problemas a Aurora. El Tribunal de Disciplina Deportiva (TDD) aceptó la demanda de la academia paceña, y el equipo del pueblo corre el riesgo, si el fallo es en contra, de perder 9 puntos y quedar en el último lugar de la tabla acumulada 2019, y en consecuencia automáticamente descendido.

En el artículo 57 del código disciplinario de la FBF, dice sobre el Abandono del campo deportivo y juego a desgano: “Cuando los integrantes de un equipo, sin causa justificada abandonen el terreno de juego, se nieguen a proseguir el partido o permaneciendo en él faciliten con su actitud la libre acción del equipo adversario, el árbitro suspenderá el partido y el equipo infractor perderá los puntos en disputa que beneficiará al contendiente, además se descontarán 9 puntos de los obtenidos o por obtener”.

Aurora intentó justificar el hecho afirmando que a sus jugadores les hizo daño un sándwich de pavita, que consumieron en la previa del encuentro y que por ello no pudieron continuar jugando. Sobre el informe médico, los seis clubes cruceños (Blooming, Oriente, Royal Pari, Guabirá, Sport Boys y Destroyers) denunciaron que lo hizo un traumatólogo. 

El TDD rechazó el recurso de excepción presentado por Aurora, en el que decía que Bolívar no presentó la impugnación dentro de las 48 horas después del partido. En la academia paceña aclararon que lo que hicieron fue una demanda, que puede ser presentada sin tomar en cuenta el tiempo límite de una impugnación.

El fallo del TDD debe salir máximo en las próximas dos semanas, y podría significar un nuevo problema para la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que dio como descendido a Destroyers, un club que ha denunciado atropello al reglamento con esa determinación.

Las demandas de los clubes cruceños por este mismo tema fueron archivadas, pues el TDD consideró que no eran los directos afectados.