Escucha esta nota aquí

Más tranquilidad para el técnico argentino Omar ‘Turco’ Asad que sumó a su trabajo, en San José, a 13 jugadores del plantel profesional de la temporada pasada. La idea es llegar en buenas condiciones al inicio del torneo Apertura y al partido ante Guaraní, por Copa Libertadores, el 22 de enero en Oruro. 

En la semana, el entrenador ya tenía pensado encarar con juveniles el partido internacional y el inicio de la temporada local ante la ausencia de los futbolistas con experiencia.

En la sesión matinal del santo estuvieron presentes: el delantero Rodrigo Vargas Tourchad; los volantes Marcelo Gomes (brasileño), Jorge Áñez, Freddy Abastoflor, Helmut Gutiérrez, Didi Torrico, Jair Torrico, Marcos Morgon (brasileño); el arquero, Roberto Rivas; los defensores, Iván Vidaurre, Jair Torrico, Jorge Toco y Marcos Barrera (argentino).

El plantel de 2019, que no se iba a entrenar, sigue a la espera de recibir el pago de un sueldo. Su retorno se dio gracias a los mensajes de aliento de la hinchada y socios del santo, que le pidieron que retornen a las prácticas.

La empresa administradora de San José está en procura de solucionar sus demandas en FIFA para levantar el veto que le impide habilitar jugadores para los torneos de la gestión 2020.

Barrera, el más querido

El más querido por el aficionado fue Marcos Barrera que se incorporó desde el jueves y decidió venir por su cuenta para hablar de su continuidad pese a que la administración del club le dijo que no está en planes.

“Vamos a tratar de llegar a un buen término para continuar, siempre hay ganas de seguir porque hicimos un gran esfuerzo por mantener en alto a San José y clasificarlo a un torneo internacional. Esperemos que la nueva directiva pueda entender esta pertenencia que le tenemos al club para seguir en Oruro”, sostuvo el mendocino a DIEZ.

Barrera fue uno de los pocos defensas que pudo anular a su compatriota, Cristian Chávez, de Wilstermann, en la pasada temporada. El jugador tiene sed de revancha por jugar la Copa Libertadores, puesto que en 2019 una fractura en el peroné lo sacó por varios meses del equipo.