Escucha esta nota aquí

La tenista estadounidense Coco Gauff, promesa del tenis internacional, protagonizó una divertida escena en el Abierto de Auckland (Nueva Zelanda), al recordarle a su padre Corey Gauff, también entrenador, que no puede decir “malas palabras”, mientras le daba instrucciones.




La joven, de 15 años, perdió ante la alemana Laura Siegemund por 5-7, 6-2 y 6-3. En pleno descanso del partido, su papá se mandó una charla motivadora para hacer reaccionar a su hija.

“Puedes jugar el partido que jugaste hasta ahora y pasarla bien. Tus servicios son geniales. Falta quizás un poco más de chispa, algo más de energía al inicio. Y sabes lo único que hiciste bien en los últimos tres juegos: no le diste ningún punto gratuito en su maldito servicio. Su servicio es flojo. Es muy lento, y te da el error”, dijo Corey a su hija sin percatarse de los micrófonos.

Dijiste la palabra que empieza con 'D'”, dijo Coco, refiriéndose a ‘damn’ (maldito). “Oh bueno, pero eso no cuenta”, argumentó él. La joven replicó: “En algunos lugares sí que cuenta”.

La peculiaridad del momento causo furor en las redes sociales, según mencionó Infobae.