Escucha esta nota aquí

La ex viceministra de políticas comunicacionales, Paola Gonzales, y técnico del Ministerio de Comunicación, Abraham Montaño, se constituyeron en los primeros detenidos preventivos del caso Neurona, que tiene a 23 personas denunciadas por esa cartera de Estado.

El fiscal, Samuel Lima, explicó rápidamente que los delitos son incumplimiento de deberes, beneficios en razón del cargo y falsedad ideológica, entre algunos. Paola Gonzáles fue enviada al penal de Obrajes y Abraham Montaño al penal de San Pedro.

El caso Neurona involucra principalmente a la exministra de Comunicación, Gisela López, además de otros 22 funcionarios. El caso surge luego que la Contraloría presentara la denuncia contra estas personas y el Ministerio de Comunicación iniciara la querella contra las exautoridades de Estado.

El abogado defensor, Rolando Vera, lamentó que las autoridades hayan tomado esta decisión pese a los descargos que presentó su clienta, como ser la resolución en que se instruye la realización de una auditoría especial a la contratación de Neurona.

Gonzales y Montaño se constituyen en los primeros detenidos preventivos, ya que, hasta el momento, todos los funcionarios que fueron detenidos y enfrentaron audiencias cautelares, recibieron detención domiciliaria y en algunos casos con horario laboral.