Escucha esta nota aquí

Antes del cierre de la gestión 2019, el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra autorizó realizar gestiones para acceder a tres créditos para la ejecución de obras de inversión por un monto superior a los Bs 630 millones. Uno de estos es para completar la primera etapa del sistema de Buses de Tránsito Rápido (BRT) y otro, para obras de pavimentación. Ambos ya tienen el visto bueno del Gobierno nacional y de los acreedores, respectivamente.

Precisamente eso fue lo que se concretó durante la última visita a La Paz, realizada el miércoles por una comitiva del Gobierno municipal, a la cabeza de la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, y de la secretaria de Administración y Finanzas, Sandra Velarde.

Según documentos oficiales, en diciembre de 2019, el alcalde Percy Fernández promulgó tres leyes para obtener financiamiento para distintos proyectos. La primera autoriza iniciar las gestiones para el financiamiento del plan de pavimentación de calles y avenidas de los distritos 5, 6,7 y 9, por un monto de Bs 178,8 millones a un plazo de ocho años, dos años de gracia y un interés anual del 4,99%.




La segunda autoriza contraer un crédito ante CAF-Banco de Desarrollo de América Latina por $us 36,6 millones, equivalente a Bs 254,7 millones, a un plazo de 15 años, cuatro de gracia y una tasa de interés del 1,8%. La tercera da luz verde para solicitar un préstamo por Bs 197,2 millones ante el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para obras de inversión pública.

Las gestiones

La presidenta del Concejo, Angélica Sosa, explicó que en el viaje a La Paz se hicieron gestiones para ítems de salud, créditos y proyectos. Se sostuvo reuniones con directivos de la CAF, del FNDR, con el exviceministro del Tesoro y Crédito Público, Omar Velasco, y otras autoridades nacionales, a quienes se les explicó los proyectos que tiene el municipio cruceño para pavimentación, drenaje, movilidad urbana y otros.

Se consiguió ultimar detalles para hacer efectivo el primer desembolso del crédito para las obras del BRT. “Ya están en la parte final para que se haga el primer desembolso. Este crédito garantiza la implementación de la primera fase del sistema de Buses de Tránsito Rápido. No solo es para las obras del primer anillo, sino también para el reembolso de lo que ha invertido en las estaciones y para la construcción del corredor norte-sur y sus estaciones”, dijo Sosa.

También se recibió el visto bueno del Viceministerio de Tesoro y Crédito Público para conseguir el financiamiento para el plan de pavimentación, a través de una modalidad de crédito que permite que la empresa contratada financie los proyectos, con aval del Gobierno; mientras que la Alcaldía pone una contraparte. “Hay que tomar en cuenta que la pavimentación es una de las mayores demandas de los barrios, pues lleva calidad de vida a los vecinos y actúa con desagües en temporada de lluvia”, expresó Sosa.

La presidenta del legislativo municipal indicó que se trata de créditos blandos, con un interés mínimo y varios años de gracia, a los que todos los gobiernos municipales recurren para ejecutar grandes proyectos sin afectar las obras menores.

Cuestionamientos

El concejal de UCS, Johnny Fernández, indicó que llama la atención que la comuna cruceña esté recurriendo a préstamos para ejecutar estos proyectos, cuando es la Alcaldía que más recursos recibe, pues maneja un presupuesto de más de Bs 3.400 millones. Para él, hay un ‘desorden económico’ en el manejo de los recursos, lo que está generando cierta iliquidez.

“Si están buscando recursos para pavimentación y obras de inversión, uno se pregunta: ¿no se está ejecutando lo que se planifica en el POA?, ¿Adónde se van los recursos?, cuestionó Fernández, al anunciar que pedirá una auditoría financiera a los últimos cinco años de gestión del gobierno municipal.

El exconcejal Manuel ‘Mamén’ Saavedra refirió que la deuda contraída a lo largo de 2019 alcanzó a Bs 1.190 millones, lo que equivale al 34% del presupuesto municipal. También cree que hay iliquidez en las cuentas.

Hay solvencia

“La única forma de que un gobierno municipal acceda a un crédito es que tenga solvencia técnica y administrativa”, manifestó Sosa, al garantizar la solidez de las finanzas del gobierno municipal.

Prueba de ello, según Sosa, es que el municipio capitalino tiene categoría triple A y la capacidad de endeudamiento llega a solo el 8,3%; es decir, está por debajo del límite permitido, que es del 20%. “Con todos estos créditos el nivel de endeudamiento está en el 8,3%, de un límite del 20%; es decir, el alcalde ha desarrollado una gran inversión pública con recursos propios. Tenemos un 12% de margen, lo que demuestra que hay buena solvencia económica de crédito y de pago”, insistió. Para Sosa, el concejal Fernández es el menos indicado para hablar de endeudamiento, toda vez que cuando ejerció como alcalde dejó en ‘quiebra’ al gobierno municipal. Sobre las críticas de Saavedra dijo que es movido por afanes políticos.