Escucha esta nota aquí

San José puede quedarse sin su columna vertebral, después de que el defensor Marcos Barrera, el lateral izquierdo Jair Torrico, los volantes Didí Torrico y Helmut Gutiérrez manifestaron sus intenciones de dejar el club, ante la falta de solución a la crisis de la institución.

A excepción de Barrera, el resto no firmó sus contratos y observaron la lentitud toma de decisiones por la dirigencia y la empresa administradora para abonar un sueldo, de los cuatro y medio que se debe. Barrera que tiene contrato este 2020 activaría su demanda para quedar libre de actuar en otro club.

Los cuatro jugadores se entrenan, este domingo, en el complejo Húngaros del 55 y puede ser su última práctica con el santo después de haber decidido sumarse al trabajo del técnico argentino Omar Asad, el viernes.

La empresa paceña que administra San José pidió plazo hasta el martes para cumplir con los compromisos económicos. El equipo ya perdió a siete habituales en el mercado fichajes.

Conmebol

La dirigencia prioriza estos días el pago de las demandas en Conmebol que impide al santo a registrar en el sistema Comet jugadores para el torneo Apertura y la Copa Libertadores, torneo en el que debutará el 22 de enero frente a Guaraní de Paraguay, por la primera fase.

El santo puede afrontar estos retos con juveniles, pero la incertidumbre vuelve a generar molestia en la hinchada y observaciones a los socios que eligieron a la nueva directiva.