Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales Ayma sugirió la creación, como en Venezuela, de milicias armadas del pueblo y desató un nuevo vendaval político en Bolivia.

Durante una entrevista con radio Kawsachun Coca, señaló que “si de acá a poco tiempo, si volviera, o alguien vuelva, hay que organizar, como Venezuela, milicias armadas del pueblo”.

La presidenta Jeanine Áñez comentó que esas declaraciones “sólo demuestran que la paz, la reconciliación y la democracia nunca fueron opciones para él. Ante la intención de sembrar terror y violencia sólo encontrarán al pueblo boliviano unido y frente a las amenazas nuestra más profunda vocación democrática”.

El expresidente, en la misma red social, le quitó la palabra “armada”: “El movimiento indígena originario campesino, orgánicamente ha tenido su seguridad. En algunas regiones se llamó guardia comunal; en otros tiempos: milicias. Ahora, policía sindical o seguridad sindical. Todo en el marco de nuestros usos y costumbres, y respetando la Constitución”.

Morales manifestó, desde Argentina, que la única forma de derrotar a la “dictadura” es en las elecciones, pero luego complementó: “Nos hemos confiado mucho en las elecciones (del 20 de octubre), no hemos tenido un plan B, post elecciones. No pensamos que luego de las urnas iba a venir el golpe de Estado y nos sorprendió. Claro, también desde el 2006 hemos derrotado tantos, como el 2008, la marcha del Tipnis pedía mi renuncia. Dos semanas de paro de la Policía también fracasó, esta vez no lo hicieron”.

Acotó que su recomendación “para los oyentes (de la radio que lo entrevistaba), pero también a todo el pueblo boliviano, a los dirigentes sindicales es que tenemos que preparar el plan B. Sé que vamos a ganar las elecciones, estamos sin candidatos y ya estamos primeros en las encuestas. Por eso quien salga, voto en línea”.

El candidato Carlos Mesa denunció que Morales primero quiso cercar las ciudades “y ahora sugiere armar grupos irregulares y violentos para enfrentar a los bolivianos y a las Fuerzas Armadas. Estas amenazas recurrentes muestran las verdaderas intenciones de Evo Morales”.

El también postulante Jorge Quiroga advirtió que el “cocalero del Chapare siempre defendió su cocaína con violencia, torturando y asesinando erradicadores. Llamó en noviembre a estrangular y quemar Bolivia. Ahora, el prófugo cobarde anuncia ataque miliciano. Alberto Fernández (presidente de Argentina) protege a un criminal que acabará en (La) Habana, o la cana”, aseveró. En su cuenta de Twitter, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien está de viaje, puso el hashtag “#ConfirmadoEvoTerrorista”.

El viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Israel Alanoca, lamentó las declaraciones de Morales que “claramente buscan sembrar confrontación entre bolivianos y se convierten en pruebas de su afán sedicioso contra el país... Es lamentable una vez más escuchar a este señor hablar de confrontación y claramente podemos ver más indicios y pruebas de sedición de querer sembrar acá en Bolivia”, indicó a la agencia ABI.

Su colega de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, comentó: “Ahí el demócrata, defensor de ‘derechos humanos’, protector de la vida”.

Entretanto, el representante del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín, advirtió que la amenaza de Morales de crear milicias armadas en Bolivia, es un intento desesperado de ganar escenario mediático, para luego victimizarse ante la opinión pública, en una suerte de “niño que hace travesuras y cuando le llaman la atención se queja de que son malos con él”.

Morales, en sus palabras, dio a entender que los fallecidos fueron un motivo que impidió su retorno al Gobierno, a través de la presión al gobierno transitorio.

Manifestó que, si después del 3 de mayo “hay golpe, tenemos que preparar cómo enfrentamos, derrotamos. Yo diría faltaba poco (para derrotar al supuesto golpe), lamento mucho tantos muertos y heridos. Algunos sectores no respondieron a una lucha por la democracia, por el voto”.

Morales dijo que el gobierno de Áñez tiene el objetivo de destruir al MAS. “Y están preocupados, no pueden, pese a semejante persecución que han iniciado”.

Lamentó que dentro de su partido haya sectores que se distraen protestando contra exministros, “y no contra el gobierno de la dictadura, contra el imperialismo, contra los gringos”. 

DATOS
Destrozado
“Con el 12 de enero, estoy dos meses fuera de Bolivia, por culpa del golpe de Estado, por culpa de la derecha fascista”. Reconoció que llegó a México “destrozado, no entendía qué había pasado. El golpe de la derecha ha sido como un contragolpe en el fútbol, sin embargo, vamos a revertir el golpe en las elecciones del 3 de mayo, esa es decisión tomada después de tantas reuniones”, dijo Morales

EN LA ACTUALIDAD
Asegura que ahora se siente mucho más fortalecido.