Escucha esta nota aquí

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, realizó una visita al paro de actividades que cumplen los trabajadores del canal PAT en la capital cruceña para conocer sus demandas y plantear soluciones. En la reunión pública, la autoridad reveló que existe una deuda del Estado con el canal, que data de la gestión del expresidente Evo Morales, y asciende a medio millón de dólares, monto que, sugirió, puede servir para pagar a los obreros. 

"PAT tiene cerca de medio millón de dólares que le debe el Gobierno y se habló en esta reunión con trabajadores que este dinero pueda servir para pagar los beneficios de todos ustedes, a lo que alcance. Para eso se planteó que tienen que hacer una demanda…", manifestó Lizárraga en su mensaje a los trabajadores que fue transmitido por el canal estatal Bolivia TV. 

La autoridad explicó que el Ministerio de Comunicación invertía cada año cerca de Bs 40 millones de bolivianos en PAT, pero la empresa no cumplía con sus obligaciones impositivas ni pagaba salarios. “Un manejo totalmente delincuencial el que llevaron adelante", afirmó. 

Como responsables de la situación del canal, Lizárraga mencionó a Carlos Gill, Marcelo Hurtado, Jaime Iturri y también a las exautoridades Evo Morales y Álvaro García Linera. 

A consecuencia de las deudas impositivas de PAT, la ministra indicó que el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) iba a congelar sus cuentas, pero se solicitó considerar el caso de los trabajadores en paro para emplear parte de los recursos de la empresa para cubrir las deudas. 

No obstante, la ministra dijo que los ejecutivos y personas que llevaron a esta situación al canal deben rendir cuentas ante la justicia. También detalló que los empresarios del medio de comunicación crearon empresas paralelas para evitar cumplir con sus obligaciones impositivas y pago a sus trabajadores.