Escucha esta nota aquí

Freddy Choque Vargas, un vendedor ambulante se cubre bajo la sombra de un árbol. Debajo de sus ramas se detiene y observa, en donde había un lote baldío, una imponente torre de cristal de 28 pisos, y un centro comercial, ubicado en el cuarto anillo y avenida Cristo Redentor. Lo contempla admirado y exclama: “Es el edificio más bello de nuestra Santa Cruz”.

Choque, cada día termina su ruta justamente en ese lugar. En donde hoy la Compañía de Inversiones Las Brisas, inaugurará esta torre de 111 metros. La inversión alcanza los $us 55 millones.

Este edificio es el primero en su tipo, cuenta con un helipuerto, además, es una estructura inteligente e integral, que se maneja con Ventilación Mecánica Controlada (VMC). Por otro lado, la torre cuenta con ocho ascensores de alta velocidad con capacidad de desplazamiento de cuatro metros por segundo, además de un sistema de iluminación LED que contribuye a la eficiencia energética, baja emisión de calor y mínimo mantenimiento.

El uso del edificio será en un 100% para oficinas corporativas. Hasta el momento se ha comercializado un 40% del espacio.

La planta baja alberga las oficinas centrales comerciales de dos empresas de servicios que son la telefónica Tigo y el Banco Mercantil Santa Cruz, que instalará sus oficinas centrales.

La construcción forma parte de la segunda fase del primer centro de uso mixto del país.

Para junio se tiene prevista la conclusión de un edificio exclusivo para parqueos, con una capacidad para 1.500 vehículos. Tendrá 10 pisos y se invertirán otros $us 10 millones.

Se marca un hito

Rosalina Roca, gerente general de la Compañía de Inversiones Las Brisas, señaló que la obra marca un hito en el ámbito de la construcción y la actividad económica, debido a los diferentes usos que tendrá el complejo.

“Es decir, en un solo lugar se puede encontrar de todo. El arrendatario, el funcionario de la torre, podrá tener acceso directo al centro comercial, al patio de comidas, a un bulevar gastronómico o al cine”, señaló la ejecutiva.

Destacó el aporte de las diferentes entidades financieras que han apoyado la construcción de la estructura.

José Luis Durán, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, señaló que este tipo de obras modernizan la ciudad.

“Santa Cruz es la capital económica del país y demuestra que los capitales extranjeros y nacionales apuestan por Bolivia”, dijo.

Vio con buenos ojos que se desarrollen este tipo de proyectos que se suman a los que ya se gestan, en especial en la zona norte.

Además, sostuvo que este emprendimiento demuestra la reactivación que está teniendo el sector de la construcción luego de un 2019 algo complicado.

Choque sigue contemplando el edificio, mientras arrastra su carrito con los dulces y gaseosas que vende. Dice que estará atento a la inauguración de este ‘gigante’ de cristal, que ahora es parte de la estética de la ciudad de los anillos que tanto adora.