Escucha esta nota aquí

Los legisladores de la bancada del MAS desafiaron a sus colegas radicales a presentar sus renuncias a los curules después del 22. Las principales autoridades de las cámaras legislativas, Eva Copa y Sergio Choque, afirmaron que las renuncias de sus correligionarios y colegas es voluntaria.

El diputado Francklin Durán relató que hubo dos reuniones, desde hace dos semanas, de la bancada del MAS en las que se analizó este tema y concluyeron que el TCP optaría por la ampliación y que ellos debían tomar una decisión. “Hubo una votación y por mayoría se decidió acatar el fallo que salga y nosotros sabíamos que sería procedente”, relató.

Cuando fue consultado sobre qué legisladores se opusieron a una ampliación del mandato, pidió no declarar sobre este punto.

Pero otros colegas suyos mencionaron que la bancada de La Paz era la más radical, entre ellos las diputadas Sonia Brito y Betty Yañiquez, de quienes incluso dijeron que hicieron un ‘compromiso’ con el expresidente Evo Morales para dejar sus cargos.

EL DEBER llamó insistentemente a ambas legisladoras para conocer sus declaraciones sobre este tema. Sin embargo y pese a la insistencia, ninguna respondió al celular.

El diputado Humberto Alanes aseguró que luego de este fallo corresponderá la reunión de la bancada para analizar nuevamente el alcance. Pero dijo que ellos esperaban solamente el fallo del TCP para tomar una decisión final y adelantó que ninguno de los diputados o senadores renunciará a sus cargos.

Los asambleístas que mencionaron las posiciones radicales, desafiaron a sus colegas a dejar los curules “a ver que renuncien” fue la frase que lanzaron tres legisladores que pidieron reserva.

Los asambleístas admitieron que este tema de la ampliación fue uno de los puntos que trataron algunos de sus colegas que viajaron a la reunión con Evo Morales en Argentina, el 4 de enero, y que en esa oportunidad hubo el compromiso de dejar los cargos.

Tras ese viaje, quedó claro que hay dos bloques bien diferenciados en el MAS, uno que respalda las acciones de Eva Copa, presidenta del Senado y figura clave en la consulta ante el Tribunal Constitucional Plurinacional, y otro que acata los criterios que se generan en Buenos Aires. Desde el exilio, Evo Morales lanzó la línea de que el mandato de la presidenta y los asambleístas fenecen el 22 de enero y que, de forma interina, la que debía asumir la Presidencia del Estado debería ser la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, una figura que fue eliminada de la Constitución.

Los bloques del MAS están conformados por diputados y senadores que estuvieron alejados del poder entre el 22 de enero de 2015 y el 12 de noviembre de 2019, y que ahora están encabezados por Eva Copa; y los pocos que estuvieron en los círculos de poder y se mantienen fieles a Evo Morales.

Estas disputas por el poder remanente en el MAS también se hacen presentes a la hora de elegir candidatos. Los que desafían el poder de Evo, lo retan a que vuelva al país si quiere opinar sobre quién debe encabezar al MAS.