Escucha esta nota aquí

Imposible de creer, pero cierto. La continuidad de Destroyers en la División Profesional estuvo a un paso de definirse con el lanzamiento de una moneda en la reunión que sostuvieron los clubes disidentes y el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, que se realizó el martes en Cochabamba. Ello no se concretó porque el titular del club cuchuqui, Carlos Blanco, decidió a último momento aceptar el descenso, a cambio de que en 2021 le den opciones más sencillas para volver a primera, y que serán definidas en el Consejo Superior (14 clubes) a desarrollarse hoy (10:00) en La Paz.

Los opositores Blooming, Oriente Petrolero, Royal Pari, Guabirá, Bolívar y Wilstermann habían amenazado con no participar en el inicio del Apertura, programado para este fin de semana (hoy puede cambiar para el miércoles), hasta que no se haga justicia con Destroyers, que significaba mantenerlo en primera. Ante la posibilidad de que se frene el comienzo del torneo, Salinas y los clubes se reunieron para buscarle una salida al obstáculo.

Tras más de dos horas de reunión se llegó a dos opciones, la primera era que Destroyers dispute el descenso indirecto con Real Santa Cruz, subcampeón de la Copa Simón Bolívar. Una determinación a la que no podría acceder el equipo cuchuqui, pues al 95% de sus jugadores se le acabó el contrato, y el partido extra debía jugarse inmediatamente. Luego, una salida fue el lanzamiento de una moneda entre Real Santa Cruz y Destroyers, donde el ganador debía jugar el Apertura y el perdedor renunciaba a ello.

Al final, Destroyers dio un paso atrás a través de su presidente, Carlos Blanco, que no participó en la reunión, pero que estuvo siguiendo el desarrollo de la misma. Su justificación para aceptar el descenso fue el compromiso, según afirmó, de que en 2021 iba a ascender directamente a la División Profesional. “Nos sorprendió la decisión de Destroyers, cuando había la opción de la moneda aún”, sostuvo el vicepresidente de Wilstermann, Renán Quiroga.

“Destroyers el 2021 entra directamente al fútbol profesional, ese es el único acuerdo que hay. Después los estatutos, reglamentos, ellos (Consejo Superior y FBF) ya verán cómo hacerlo, cómo darle legalidad”, declaró el dirigente cruceño.

Nada claro

Pese a que Blanco es contundente en el acuerdo, que debe ser refrendado hoy en el Consejo Superior y luego en un Congreso, fuentes de la FBF consultadas no hablan de ascenso directo, como el caso de Marco Rodríguez, vicepresidente de la Federación y representante de la División Aficionados.

“Si el acuerdo significa quitarle un indirecto o un ascenso directo para la División Profesional a la División Aficionados, les digo que ello no va. Estaría de acuerdo si hay dos indirectos y uno es para Destroyers, así no se afecta a nadie”, sostuvo Rodríguez.