Escucha esta nota aquí

Guadalupe es el nombre con el que personal de salud del hospital Oruro – Corea bautizó a la recién nacida que fue abandonada por su progenitora, en los ambientes de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la ciudad de Oruro la anterior semana.

Carmen Miranda, directora de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio local, explicó a los medios de prensa, que en estos días se hizo un seguimiento minucioso a la salud de la pequeña, que ya tiene 10 días de nacida, para que logre reestablecerse de algunas afecciones respiratorias y otras a consecuencia de que no fue alimentada con leche materna.

“Varios fueron los esfuerzos que hicimos para dar con el paradero de la progenitora u otra familia ampliada, desafortunadamente sin resultados positivos, debido a que algunos de los datos en la cédula de identidad de la mujer, resultaron ser falsos”, manifestó.

La funcionaria pidió nuevamente a la madre que se apersone hasta las oficinas de la Defensoría, caso contrario agravará su situación legal, porque un juez ordenara su búsqueda y se iniciarán acciones legales ante el Ministerio Público.