Escucha esta nota aquí

Después de bastante controversia por el descenso de Destroyers y el ascenso de Real Santa Cruz, la Federación Boliviana de Fútbol recibió la respuesta de la Conmebol sobre la consulta de que si es legal la determinación. “Se ajusta conforme a derecho”, dice el ente, pero aclara que solo es un punto de vista, pues cada asociación es autónoma en sus decisiones.

La FBF envió una nota a la Conmebol para saber si las medidas estaban enmarcadas en las normas vigentes, ante la polémica que se desató. Además, que, los vacíos legales que existen, dan lugar a diferentes interpretaciones. Seis clubes observaron la disposición y no asistieron a la primera reunión con el resto de los representantes bolivianos porque no les parecía correcto.

Horas después de que asumieron una posición salomónica, el cuchuqui volverá a primera división en 2021 automáticamente y serán 16 equipos, la Conmebol aseguró que analizaron el caso e indicó que es legal el procedimiento, pero “al ser una competencia exclusiva de la FBF, esta opinión no debe ser considerada vinculante”.

El Comité Ejecutivo de la FBF, ante la “desafiliación” de Sport Boys (no se presentó al último partido), resolvió que Destroyers, que era penúltimo en la tabla, sea reconocido como el último, situación que derivó en que pierda la categoría. Mientras que el conjunto blanco subió de forma directa porque la norma dice que tienen que ser 14 equipos, así que no hubo necesidad de que se dispute el partido por el indirecto.

Consejo superior del 16 de enero

Se confirmó el descenso de Destroyers, pero retornará en 2021. Así lo determinaron los representantes de las instituciones deportivas que militan en la primera división del país. El último de la tabla acumulada de la temporada, perderá la categoría, y todos sus derechos, para que el cuchuqui lo reemplace.

Asimismo, en la siguiente gestión, serán 16 los clubes que peleen por el título, esto puede permitir que los dos mejores de la Copa Simón Bolívar 2020 asciendan directamente para la siguiente temporada. Todo debe ser aprobado en un congreso de la FBF.