Escucha esta nota aquí

El principal propósito de elaborar un presupuesto familiar es tener un mayor control de los egresos, procurando siempre que la diferencia entre los ingresos y egresos sea la mayor posible. Pasó el Carnaval, las inscripciones escolares y compra de útiles, y Roberto del Río, experto en finanzas personales, brinda recomendaciones para establecer un presupuesto familiar. ?

1Categorías para el cálculo Algunas cuentas que nos ayudarán a establecer un presupuesto son alimentación (todos los productos destinados a la alimentación de la familia), transporte (pasajes de micro, taxi, combustible), educación (colegiatura, universidad, recreos, mesadas, fotocopias), servicios básicos (agua, energía, gas, telefonía fija, celular, internet, periódicos), salud (seguro médico, análisis, medicinas), deudas (créditos, terceras personas), ocio o esparcimiento (gastos en almuerzos fuera de casa, salidas a parques u otra actividad), ahorro y algún otro específico (aportes personales).

2Disponibilidad de ingresos Todos nuestros gastos deben estar sujetos al ingreso que disponemos. Cuanto gastamos en alimentos o en colegio (universidad) debe corresponder a nuestra realidad económica, aún en este tiempo es necesario que nuestra vivienda quede próxima al lugar de estudio de nuestros hijos o viceversa, el colegio cerca de la vivienda, porque un lugar distante significará un encarecimiento en los costos de transporte y tiempo.

3Privilegiar las compras Muchas cosas hoy nos parecen una necesidad;?sin embargo no lo son. Una forma muy sencilla de determinar si algo es necesario o no es preguntarnos si aquello es determinante para nuestra subsistencia, por ejemplo: comprar leche, pan, carne son absolutamente necesarios no así un juguete nuevo, entonces habrá que privilegiar la alimentación, fijar un monto mensual o diario y procurar respetarlo. Procura realizar compras quincenales de algunos productos que en los centros de abasto, ferias u otros son más baratos que en las tiendas de barrio.

4Apuntar a lo necesario El estudio es sin duda absolutamente necesario, sin embargo, debe guardar también relación con nuestro nivel de ingresos. Realizar todos los esfuerzos por darles a nuestros hijos una buena formación es válido desde todo punto de vista, sin embargo, debemos estar conscientes de los límites y del presupuesto que tenemos. Mantener una escala de gasto adecuada dentro de los parámetros definidos nos garantizará un equilibrio de nuestras finanzas.

5Invierte en compra de bonos Los ahorristas reciben bajo interés por su dinero en el sistema financiero, por ello, una mejor alternativa son, por ejemplo, la inversión en bonos; su calificación de riesgo (AAA) garantizan la devolución del capital y el pago de los intereses, los bonos tienen un interés fijo que normalmente es superior al de cualquier DPF del mercado. Otra alternativa, dada la expansión demográfica de Santa Cruz y su crecimiento por encima de la media nacional, será siempre una buena opción los terrenos, inmuebles en preventa con la característica de que su rendimiento se verá en el mediano o largo plazo.

Las condiciones de la economía boliviana, que como vemos ahora, no estaba ni está blindada debe orientar nuestro comportamiento al gasto prudente, toda vez que es evidente una contracción del PIB y por ende de la economía en su conjunto.

6Evita dolores de cabeza Es asombroso cómo el problema del dinero en el hogar deriva en un sinnúmero de problemas en la familia. Malas decisiones financieras, sobreendeudamiento, falta de comunicación, el error de mantener cuentas separadas como si el matrimonio no fuese de dos e incluso no permitir la participación de nuestros hijos a edad conveniente son algunos elementos que debemos superar si queremos armonía, equilibrio y evitarnos dolores de cabeza. Debemos ser prudentes en el manejo del dinero y de nuestras relaciones familiares, seamos sabios a la hora de tomar decisiones y cautos en cuanto a nuestros gastos procurando siempre el bien mayor, la familia