Escucha esta nota aquí

El CES 2020 en Las Vegas (Estados Unidos) fue el escenario donde los dos gigantes surcoreanos de la electrónica; Samsung y LG, protagonizaron un nuevo episodio de dura competencia para determinar el futuro de los televisores.

Nuevas herramientas

Es así que Samsung, el fabricante con más cuota de mercado mundial, lanzó un concepto nuevo y arriesgado: un televisor que rota sobre sí mismo y puede adoptar una posición horizontal o vertical, estando pensada para ver contenidos diseñados para celulares.

Su nombre es ‘Sero’ tiene una pantalla de 43 pulgadas, resolución 4K y color QLED, además que viene equipado con un soporte que la mantiene alzada y permite la rotación.

Según los ejecutivos de la compañía, la idea es que los jóvenes, que pasan más tiempo mirando el móvil que la televisión, consulten los contenidos de sus dispositivos portátiles en una pantalla grande optimizada para estos. Asimismo, basta con tocar el televisor con el teléfono para que reproduzca los contenidos del dispositivo móvil y rote imitando sus movimientos.

En el caso de los teléfonos Galaxy de Samsung, esta rotación será automática, mientras que si se usan otros dispositivos habrá que activarla manualmente.

Por su parte, LG en lugar de rotar la pantalla para acercarla al móvil, apuesta por ir a contracorriente de la tendencia y reducir el tamaño de sus dispositivos.

El nuevo OLED48CX tiene una pantalla de 48 pulgadas equipada con la tecnología de LED orgánicos (OLED), marca de la compañía, significativamente por debajo de las 55 pulgadas del modelo más pequeño de OLED actualmente en el mercado.

“La calidad de OLED48CX es comparable a las de un televisor 8K con pantalla de 96 pulgadas”, aseguraron desde la compañía.

Desisten introducir anuncios en WhatsApp

Facebook decidió cancelar su plan para vender anuncios a través de la aplicación de mensajería WhatsApp. Es así que la compañía ha disuelto el equipo de trabajadores que se ocupaba de este proyecto, según ha informado The Wall Street Journal.

En ese sentido, el grupo que dirige Mark Zuckerberg busca centrarse en nuevas herramientas para empresas, que permitirán una mayor monetización. Usar esta herramienta para que las compañías se comuniquen con posibles clientes ha supuesto un considerable éxito, después de haber registrado un alza de perfiles y volumen de tráfico.

En 2018, Facebook anunció su intención de introducir anuncios en el servicio de mensajería para aumentar la monetización.