Escucha esta nota aquí

Ricardo Soria Romero (47), es uno de los articuladores de lo que hace más de una década se concibió como un sueño por parte de los ejecutivos del Grupo Mercantil Santa Cruz y que hoy se levanta como la nueva perla de las megaestructuras inmobiliarias cruceñas: la Torre Mercantil Santa Cruz, un gigante de cristal de $us 55 millones y de 28 pisos (más dos subterráneos) que apuntan a ser un nuevo núcleo del sector empresarial y una bandera de ingreso a la capital cruceña (que se complementa con el centro comercial Las Brisas). El ejecutivo es el presidente de la Compañía de Inversiones Las Brisas, conglomerado del grupo empresarial mencionado.

¿Cómo es que la Compañía de Inversiones Las Brisas da lugar a este complejo de uso mixto como es la Torre Empresarial Mercantil Santa Cruz (MSC)? ¿de qué manera se llega a este resultado?

Estamos orgullosos de lograr la construcción de esta torre que hoy es una realidad para Bolivia. Nace del sueño de un equipo humano, principalmente del señor Darko Zuazo (líder del Grupo Mercantil Santa Cruz) que vio diferentes ciudades del mundo con emprendimientos de uso mixto y se ideó algo para Bolivia.

Toda inversión nace con los deseos de realizar algo y como empresarios y personas, para lo que es Santa Cruz y lo que es Bolivia, siempre hubo esa concepción de querer tener algo que sea emblemático y que ya funciona en otras partes del mundo. Yo llevo 23 años en el grupo, 13 de ellos en el banco (hoy BMSC) y 10 en empresas no ligadas al banco.

¿Qué empresas o sectores están concentrados en lo que hoy llamamos Torre Empresarial MSC?

La Torre Empresarial MSC está constituida por varias empresas del Grupo que están en el inicio de alquiler de la torre (se concibió para el arrendamiento). Hoy en día la misión que tenemos como equipo es alquilar la torre. Hay muchos interesados y compañías que esperaban ver que esto no es un pliego de especificaciones técnicas, sino una torre concluida, que ya la tenemos y es una bandera de ingreso para la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. En la torre se despliegan plantas de 1.000 m2 modulables y son las compañías más emblemáticas de Santa Cruz, de Bolivia y multinacionales -que apostaron por invertir en nuestro país- las que estarán aquí.

Entonces aquí se responde la incógnita del público que veía esta infraestructura como un espacio de oficinas para el banco, siendo que lleva el nombre del Grupo MSC...

En un inicio, los ejecutivos y accionistas de las empresas del Grupo y del BMSC ven que la agencia central de Santa Cruz se encuentra en un área histórica (en el centro de la capital cruceña, a pocos metros de la Plaza 24 de Septiembre) que quedó pequeña y desactualizada. Entonces, esto viene a ser un refresh en el que ‘cambiamos de ropa’ como empresarios y como personal del Grupo, así como las empresas que nos acompañan en esta torre empresarial.

En las ciudades más emblemáticas del mundo este concepto es utilizado y muchas compañías están invitadas. Nos van a acompañar a futuro. El nombre Mercantil Santa Cruz viene por parte del Grupo y los accionistas que decidieron apostar por esta iniciativa.

Mira la entrevista:



¿Qué planes tienen en agenda para 2020 y para continuar con el impulso de esta inversión dentro de los sectores en los que participan?

Como Grupo MSC tenemos al presidente del grupo, que es Darko Zuazo y él dice que hay tres pilares: Alberto Valdés (gerente general del BMSC), Sergio Unzueta (a cargo de área financiera) y mi persona que ve las inversiones del Grupo y los accionistas en el sector no financiero. Me siento honrado y orgulloso de estar entre esos tres pilares.

Tenemos diferentes inversiones. Además de la Torre MSC y el centro comercial Las Brisas, tenemos presencia en el sector hotelero con dos cadenas (Ritz en La Paz y Hampton by Hilton en Santa Cruz). También estamos en un sector que está emergiendo que es el retail (enfocado en la moda, prendas de vestir.

¿De cuántas empresas estamos hablando?

Para hacer un resumen estamos hablando de un holding de más de 10 compañías.

En este sentido, ¿para el futuro se vendrán nuevas inversiones? ¿apuntan a explorar nuevos sectores o profundizar en las áreas en las que participan como el desarrollo inmobiliario?

Vamos con calma. Acabamos de inaugurar la Torre MSC y lo más importante es que esté constituida por más firmas en los próximos meses. Nosotros como grupo empresarial somos muy serios, lo que prometemos lo cumplimos.

Hace un año y medio estábamos presentando el mockup (un prototipo en tamaño de real de una de las plantas de la torre que permitió visualizar el resultado final) y esto era la estructura de hormigón armado y unos cuantos vidrios, pero hoy es una realidad. Es algo para el largo plazo, es una torre y un centro comercial que están pensados para perdurar en el tiempo.

¿Qué lectura hace del mercado inmobiliario de Santa Cruz? ¿qué ventajas tiene y que aspectos deben fortalecerse?

Queremos que más gente conozca que Santa Cruz es un mercado pujante, un pulmón o corazón del país en tema de emprendimientos. Hay un potencial enorme en el mercado inmobiliario. Nosotros hicimos esto no pensando en cambios políticos o sociales, sino que hacemos inversiones que sean bandera para Santa Cruz y para el futuro del país. Existen normativas en Bolivia que la torre cumple y así sería en cualquier ciudad grande y pujante del mundo.

En esta línea, el factor tecnológico fue mencionado como un elemento fundamental para levantar este edificio, ¿por qué apostar por este tema en el sector de la construcción?

Definitivamente esta torre nace con un grupo humano que sale desde los obreros, los ingenieros que hacen los diferentes proyectos y los arquitectos. Tenemos una gran persona en el grupo que es el arquitecto Ricardo Gómez, él nos acompaña desde hace 11 años, cuando esto comenzó. Más allá de los materiales constructivos y definiciones, sin las personas esto no sería una realidad.

Tomando en cuenta esa relevancia, ¿cuántos empleos se generaron en este recorrido que da lugar a la Torre MSC?

El equipo que participó en la torre y el centro comercial fue de más de 300 personas y con los empleos indirectos más de 500 personas que creyeron en este proyecto.

Al ser usted y el grupo protagonistas en el tema de inversiones para Bolivia, ¿qué análisis hacen de la economía del país?

Nosotros confiamos en nuestro país y en Santa Cruz. Estamos viendo un cambio de ciclo como ocurre en todas las economías o sociedad, donde hay épocas de vacas gordas y épocas de vacas flacas. No quiero decir que estamos entrando a una época de vacas flacas, pero sí hemos conocido una desaceleración que llega desde escalas internacionales desde 2014. Sin embargo, nuestro emprendimiento está pensado para perdurar en el tiempo (más de 50 años) y vamos a trabajar por Bolivia en el largo plazo.

Pensando en ese largo plazo, ¿qué desafíos ve para el futuro?

Los desafíos son permanentes, todo está hecho de desafíos. Uno no puede ignorar el cambio de contexto político. Las empresas están viendo cómo se va a mover el mercado y están conscientes de que Bolivia es un país donde se puede emprender y a todos ellos los invitamos a ser parte de la Torre MSC.

¿Cómo resumiría lo que es y será la Torre MSC?

Es muy complicado resumirlo en unas cuantas palabras, pero diría que la Torre MSC viene a ser un ícono para Santa Cruz y Bolivia y una bandera con la cual todo el mundo se identifica. La Torre Eiffel comenzó como un sueño, en una exposición universal en Francia antes de las guerras mundiales y pese a los siglos de historia de París, la Torre Eiffel (que fue construida a finales del siglo XIX) es un ícono de esa ciudad. Con toda humildad, esta joya, la Torre MSC ya es ícono para Santa Cruz y para el país.