Escucha esta nota aquí

Fernando Soria Sejas

Con la declaratoria de la gestión 2020 como el Año de la Lucha Contra el Feminicidio e Infanticidio, la Felcv de Santa Cruz espera que eso se traduzca en mejores condiciones para cumplir sus labores, principalmente en logística y materiales para atender a las víctimas de violencia.

Entre las acciones prioritarias emanadas desde la presidencia están la creación de juzgados especiales para atender casos de violencia y el seguimiento a la resolución judicial de estos hechos. El jefe de la Felcv de Santa Cruz, Paúl Saavedra, recuerda que las medidas establecidas son una política de Estado y que todos deben cumplir sus funciones, y señala que la prevención, principalmente con los menores de edad, es la clave para, a mediano plazo, disminuir las estadísticas de violencia y crímenes contra los más vulnerables.

 
 ¿Qué hace la Felcv en cuanto a prevención?


En lo investigativo estamos bien, porque de todos los casos del año pasado, en feminicidio por ejemplo, casi todos fueron resueltos, solo hay un prófugo, pero falta trabajo en prevención.

Recientemente hemos presentado nuestro tercer video preventivo que se realiza con apoyo de amigos y de empresas privadas como Sinteplast, pollos Kiky y otras. Estos mensajes van dirigidos a todas las edades, adolescentes, jóvenes y adultos; por ejemplo en nuestro último video queremos prevenir a las potenciales víctimas de violaciones sexuales que se dan luego que son alcoholizadas o dopadas en reuniones de amigos. El año pasado hubo más de 100 denuncias de este tipo.

En cuanto a los menores de edad, el lenguaje, el medio y el mensaje cambian. Por eso participamos en ferias en los colegios y acudimos cuando nos solicitan para realizar charlas preventivas en las que hacemos dramatizaciones, usamos títeres y también pinturas, dibujos, todo para enseñar a los niños cuáles son los toques a su cuerpo que no pueden permitir a otras personas.

¿Qué falta para hacer más efectiva la prevención?

La única forma de bajar la violencia en el país es con la prevención. Los resultados no serán a corto plazo, pero sí a mediano y largo. Para eso las autoridades deben trabajar desde las familias, con valores y principios, porque si los padres no nos preocupamos por sus hijos, los amigos lo harán, pero para mal.

¿Qué debe mejorar la Felcv?

Hemos mejorado la atención, con empatía y calidez. No vamos a tapar el sol con un dedo, por eso hemos capacitado al personal en relaciones humanas para mejorar el trato a las personas.

Para mejorar, estoy proponiendo crear grupos multidisciplinarios dentro de la Felcv, porque si bien los hay en otras instituciones, no acuden cuando se los necesita y no están bajo nuestro mando. Ya tenemos médico forense, pero vamos a buscar contar con trabajadores sociales, sicólogos y otros profesionales para la parte preventiva.

¿Cómo estamos en personal y logística en la Felcv?

Tenemos 190 policías en el departamento, de los cuales 80 están en la capital. Para el momento actual es medianamente aceptable, pero ya vamos a inaugurar la Felcv en Pailón y se nos ha pedido reforzar en el Norte Integrado, por lo que se va a necesitar más. Los municipios deben cumplir la ley y en cada uno debe crearse la Felcv y eso significará más agentes y logística.

 ¿Cuáles son las principales necesidades de la Felcv?

Al ser una unidad relativamente nueva, no contamos con infraestructura adecuada para atender a las víctimas. Solo tenemos dos camionetas en la capital y en las provincias se debe apelar a patrullas de otras unidades. Precisamos vehículos para atender casos y transportar a las víctimas y eso significa también mantenimiento y combustible. Para lo preventivo precisamos materiales para realizar nuestras capacitaciones. Personal tenemos, voluntad hay, incluso se trabaja en prevención en los días libres y la logística y los materiales muchas veces salen de sus bolsillos.

¿La declaratoria de año contra la violencia, cómo debe traducirse en la Felcv?

Sobre todo que las autoridades cumplan con destinar los recursos a la Felcv que este año son el 20% del IDH que se destina a seguridad ciudadana y esperamos que podamos relacionarnos mejor entre las instituciones, así los más beneficiados serán los ciudadanos.