Escucha esta nota aquí

El centro católico carismático La Mansión abre sus puertas desde hoy hasta el 29 de noviembre al XXXVI Gran Encuentro Internacional del Nuevo Pentecostés.

Durante estos días el sacerdote Aldo Tórrez pide a los fieles que tengan un encuentro personal con Dios para que puedan predicar el evangelio de la Buena Nueva, que, según su visión, le hace mucha falta al mundo. Parafraseando a Santa Catalina de Siena, Fray Tórrez repite: “Basta de silencio, porque por haber callado el mundo está podrido”, dice en alusión a los constantes robos, atracos y asesinatos en la ciudad de Santa Cruz.

Por primera vez, entre los predicadores estará el monseñor Luis Morao, obispo de El Salvador; fray Said León Amaya, provincial de la Orden de Predicadores de Colombia y Robin Sadid Argel, quienes junto a otros religiosos y laicos predicarán.

La misa de apertura de la 37° versión de esta cita religiosa internacional será de 10:00 a 12:00 con la participación de los visitantes internacionales y los anfitriones, que desde hace meses han preparado este encuentro con la fe