Opinión

OPINIÓN

Clamor popular no escuchado

Hace 1/20/2020 7:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Juan Carlos Ferreyra Peñarrieta - CONSULTOR EN COMUNICACIÓN



Desde antes que se realicen las fraudulentas Elecciones Generales del 20 de octubre pasado, una gran mayoría de la población anda pidiendo a gritos a los sectores opositores de ese entonces, ahora oficialistas en algunos casos, que se unan en un solo bloque para hacer frente a Evo Morales y Álvaro García Linera.

Lamentablemente hacen oídos sordos sin que tomen en cuenta ese clamor popular. Como siempre todos se creían “grandes” ganadores en las mismas. ¿Es tan difícil para ellos entender ese mensaje para que se unan en un solo bloque con vistas a las próximas elecciones de este 2020?

La lucha heroica que inició más de la mitad de la población boliviana desde el 21 de octubre pasado, con el fin de recuperar una verdadera democracia y conseguir la renuncia de Evo y Álvaro, aún no ha terminado y eso les tiene que quedar claro a ese sector político.

Hoy nuevamente reluce en medios de comunicación tradicionales o redes sociales, la aparición de nuevos candidatos “salvadores” para participar en los próximos comicios electorales. Lo único que conseguirán esas afanosas candidaturas es nuevamente dispersar el voto tal como pasó recientemente, aspecto que favorecerá al MAS que tiene un voto duro y leal aproximadamente del 25%.

Sería trágico que el MAS nuevamente gane este 2020 y de nada habría servido la lucha incansable e imparable que realizó la ciudadanía (representada por sectores jóvenes, mujeres, cívicos, Policía Nacional y Fuerzas Armadas) con esas frases de combate: ¿Quién se cansa?...,¿Quién se rinde?..., ¿Evo de nuevo?...

Ortiz, Patzi, Cárdenas, Chi entre otros ya no caben para estas próximas elecciones y si no se dieron cuenta hay que preguntarles: ¿qué parte del libreto no entendieron? A esto se debe sumar el aplazo que tuvieron ya en la arena política los cívicos Luis Fernando Camacho y Marco Pumari con sus acciones de desencuentro y supuestas “deslealtades”. Señores aún no es su tiempo para participar en unas elecciones presidenciales.

Se debe reconocer que los ganadores de las justas electorales últimas, fueron Carlos Mesa y Gustavo Pedraza de Comunidad Ciudadana, pero no porque hayan tenido una propuesta de programa de gobierno innovador, sino porque el voto útil que recibieron fue simplemente un voto en contra de Evo Morales; por lo que también eso les debe quedar claro a los aludidos.

El desafío político que tienen Mesa y Pedraza es aglutinar a una gran mayoría de esos sectores dispersos que actualmente existen, justamente para conformar un solo bloque que pueda competirle al MAS que no está muerto. No hacerlo sería algo desastroso para estos dos políticos y en especial para el primero, porque todavía esa gran “mayoría silenciosa” confía en ellos.

Si no son capaces de lograr lo indicado, se habrían aplazado sin derecho a desquite y su cuarto de hora a nivel político se les habría acabado. Ahora o nunca y especialmente Carlos Mesa es el que tiene que demostrar sus verdaderos dotes de liderazgo político.

Si no queremos volver a repetir esos días de terror que vivimos después del 20 de octubre pasado, sin tener nunca más gobiernos autoritarios y no ir “camino a Venezuela”, la ciudadanía también tiene que ser consciente en no dispersar su voto.

El papel político que jugará la población en las elecciones venideras será decisivo y tampoco tiene que aplazarse. Caso contrario volver a esos casi 14 años de “falsa democracia”, será irnos rumbo al abismo. La decisión sin duda está en el soberano y por esta Bolivia Posible que nos sigue esperando con visión de país.