Escucha esta nota aquí

Jaqui Miller, voluntaria de la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, escuchó cómo un perro lloraba como pidiendo auxilio. El animal estaba atrapado en un río congelado.

La voluntaria del Reino Unido no dudó en ir al rescate. Llegó hasta el lugar, divisó al perrito y con un arpón testeando el hielo, se desplazó hasta llegar al sitio. El perrito estaba prácticamente congelado.

Jaqui logró agarrar a Hardy, el nombre del labrador, y sacarlo del hoyo en el que estaba. El perro, pese a que estaba herido de una pata, consiguió caminar hasta la orilla. Jaqui lo había conseguido.

Cuando el video fue subido a las redes Jaqui se convirtió en una 'heroína' para los internautas.