Escucha esta nota aquí

El español Bruno Pascua se vistió de héroe al minuto 89 para anotar el gol del triunfo de Guabirá frente a Always Ready (2-1). De esa manera, el azucarero debutó con una victoria sufrida en el Apertura, justificando el esfuerzo económico que hizo la dirigencia para encarar la temporada 2020.

Era un partido entre uno de los equipos cruceños que mejor se reforzó, Guabirá, que puso en cancha todo su potencial con siete jugadores nuevos, y Always Ready, que tiró la casa por la ventana, pero que este miércoles no pudo contar con todo su poderío, entre ellos el arquero Carlos Lampe. En el visitante también se estrenaba el DT Eduardo Villegas.

En la primera parte se vio a un azucarero con jugadores más de oficio en todas sus líneas; en el arco Saidt Mustafa, en la defensa Martin Galaín, en el medio Bruno Pascua, y en el ataque Juan Vogliotti y Alejandro Quintana. El DT Víctor Hugo Andrada había anunciado que iba a poner lo mejor que tiene. “Siempre es bueno comenzar ganando”, había afirmado.

De entrada, se le abrió el arco al local, gracias a una mano de Kevin Romay, que el árbitro Hostin Prado no dudo en señalar como penal. Así, el que tomó el balón fue Vogliotti, que anotó el 1-0, cuando recién se jugaban 5 minutos. Tras el tanto se fue quedando el azucarero, y Always Ready tuvo dos opciones claras para empatar. A los 34’, Cristhian Árabe, le pegó apenas desviado cuando estaba solo. Luego a los 40’, Jimmy Isita perdió en el mano a mano con Mustafá, que con la mano derecha evitó el empate del rival.

Tampoco acertó Milton Garzón, a los 41’. A los 42’, Diego Hoyos pisó el área chica, dejó en el camino a un rival, pero su remate lo interceptó a tiempo Cabrera. El mismo Hoyos, a los 48’, exigió a Pedro Galindo. Así se fueron al descanso, con un Guabirá, que le faltó ser punzante. Su rival lo perdonó en un par de ocasiones.

Liquidó con lo justo

En la segunda parte, jugó mejor el visitante pues salió a buscar el descuento, mientras que Guabirá aflojó la marca en el medio y permitió que su rival tome el control del partido. De entrada, pudo marcar el rojo, pero Alejandro Quintana falló en su remate cruzado, a los 49’.

A los 58’ vino el premio al mejor fútbol que estaba mostrando el equipo alteño. Isita encaró a Mustafá, y el arquero le cometió penal. Desde los 12 pasos, Samuel Galindo, el organizador de los dirigidos por Villegas, no falló y empató el choque (1-1).

La reacción del azucarero fue tibia, y su juego ofensivo se redujo a dos remates. Hurtado, a los 70’, intentó fusilar a Galindo, pero un defensor se cruzó para evitar un gol cantado. Luego, a los 79’, Lovera exigió a Pedro Galindo, que respondió con solvencia.

Cuando el partido se cerraba con el empate, apareció Quintana en el área chica para pelear un balón y dejarlo servido para que Pascua fusile a Galindo, a los 89’. Golazo que vale un triunfo, ante un rival que por momentos lo superó.