Escucha esta nota aquí

Con un cuchillo de cocina, una mujer de 22 años oriunda de una comunidad de la provincia Cornelio Saavedra de Potosí, mató ‘a sangre fría’ a sus dos hijos, el mayor tenía un año y medio, mientras que el menor solo llevaba cuatro meses en este mundo. El hecho habría ocurrido el 29 de diciembre del año pasado y, tras cometer el crimen, la mujer hizo desparecer los cuerpos.

“La madre se quedó a solas con los dos menores, ya que el concubino salió a un partido de fútbol y cuando retornó no encontró a nadie, los buscó y por celular la madre le señaló que estaban en su comunidad”, explicó la fiscal departamental Roxana Choque.

Según el reporte policial, la pareja atravesaba problemas conyugales, lo que podría haber motivado el doble crimen.

Al no encontrar a los niños en la comunidad con la madre, el progenitor y sus familiares presionaron a la mujer para que diga qué había hecho con ellos. Esta les confesó que “los había dejado en una piedras en la zona Mecanismos”, a donde fueron a buscarlos pero no los encontraron.

Ante esta situación, el padre sentó denuncia en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) a denunciar la desaparición de los niños. El reporte policial indica que la madre de las criaturas fue presionada por su cuñada hasta que reveló donde había ocultado a los menores.

El hallazgo

Una vez obtenido el dato del paradero de los cuerpos de los menores, agentes de la Felcc, en presencia de personal de la Defensoría de la Niñez, procedieron al rescate de los cadáveres hallados en estado de descomposición en el interior de una cloaca o drenaje, cercano al botadero de basura de la capital potosina, informó el jefe de esa dirección policial, Limbert Choque.

Doble infanticidio

Lo que se conoce hasta el momento por declaraciones de la mujer, usó un cuchillo de cocina para acabar con la vida de sus hijos. De acuerdo con el informe médico legal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), el menor de un año y medio presenta heridas punzo cortantes en el pecho con signos de asfixia por obstrucción de las vías respiratorias y el bebé de tres meses fue degollado.

Para la Policía, no se descarta que la mujer sufra algún tipo de sicopatía por la forma como mató a sus hijos.

“Vamos a solicitar un estudio sicológico para descartar o corroborar esa hipótesis. Es el delito más cruel y macabro de este año”, indicó el jefe policial, visiblemente consternado al ver los cadáveres de los menores.

INVESTIGAN FEMINICIDIO EN BASILIO, AL SUR DE SANTA CRUZ

El 20 de enero, en la comunidad de Basilio, a 55 kilómetros de Santa Cruz, sobre la carretera a Camiri, fue hallado el cuerpo de Laura P.D. (20). Según las indagaciones policiales, la muerte pudo deberse a un accidente de Tránsito.

Sin embargo, desde un inicio, la familia de la muchacha sospechó que se trató de un feminicidio y sindicaban a su ex cuñado, Clemente S.G., como el autor.

Mientras la autopsia reforzaba la idea de un accidente de tránsito, en las investigaciones se empezaron a encontrar indicios de que podía tratarse de un crimen. Además, llamó la atención que Clemente dejara su trabajo y desapareciera de la comunidad Basilio.

Anoche, el sujeto fue capturado por la Policía de Camiri y el caso ya pasó oficialmente a conocimiento de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), por lo que este caso se trataría del segundo feminicidio que se registra en Santa Cruz en lo que va del año.

Se conoció que la joven falleció por golpes en la cabeza, al margen de algunos signos de accidente vial.

El aprehendido fue trasladado hasta el municipio de La Guardia donde se realizan las investigaciones del caso, informó el jefe de la Felcc, Wilson Castro.