Escucha esta nota aquí

F. Soria / G. Arancibia

www.eldeber.com.bo

José Manuel García, un economista que vive en Burdeos, Francia, habló con su madre, la francesa Brigitte Chantal Simone (73) radicada en Santa Cruz, Bolivia, el 21 de diciembre. La volvió a llamar el 24 de diciembre, para felicitarla por la Navidad, pero le contestó un hombre y le colgó la llamada. Le pareció raro.

José Manuel insistió, pero no le volvieron a contestar. Esa noche, él pasó la Navidad con sus tres hijos, que adoraban a su abuela, pese a la distancia, puesto que Brigitte había pasado los últimos 18 años de su vida en Santa Cruz.

El único hijo de la ciudadana francesa nunca imaginó que al día siguiente recibiría la llamada de una amiga de su madre para informarle de que la habían encontrado muerta.

Así, la ciudadana francesa pasó a formar parte de la larga lista de 116 mujeres que fueron víctimas de feminicidio en Bolivia en 2019.

Mucho más conmocionado aún quedó José Manuel al ver en algunos medios las imágenes del hallazgo. “Le pido que diga, por favor, que para mí fue lo peor ver reportajes de algunos canales de la televisión de Bolivia (que mostraban) a mi madre tendida sin vida. Esa escena nunca debió difundirse, en todo momento la tengo en la mente”, afirmó en entrevista con EL DEBER, un par de días antes de emprender el viaje de retorno a su país, llevándose las cenizas de su madre.

El feminicidio

La ciudadana francesa fue victimada en su casa del barrio La Morita, por el tercer anillo de la avenida Santos Dumont, según la investigación policial, por tres sujetos, dos de los cuales están aprehendidos, mientras que el tercero está prófugo.

El hecho habría sido cometido por uno de los capturados, Justo Céspedes, que vivía en la zona y había visto que la mujer vivía sola.

“Yo estaba deshecho al enterarme de la noticia, pero hubo gente buena que me ayudó a venir y hacer los trámites. Todo esto ha sido muy complicado para mí, difícil.
No puedo entender ni aceptar esta situación: era una mujer de 73 años, la golpearon y la mataron a puñaladas... todo por robarle un teléfono”, lamenta José Manuel.

Tras recobrar el aliento para hablar acota: “esperamos que se haga justicia, que se encuentren pruebas nuevas para sancionar a las dos personas detenidas y que se capture al que está prófugo”.

Misionera, oriunda de Bretaña

“Ella era profesora de niños; cuando se jubiló, viajó mucho y le gustó Santa Cruz, por lo que se quedó a vivir aquí”, recordó José Manuel.

Aún con el dolor apretándole el pecho, recordó que se comunicaba permanentemente con su madre, que era oriunda de la región llamada Bretaña, una península al noroeste de Francia.

“Era voluntaria misionera y siempre estuvo involucrada en cosas que tengan que ver con ayudar a niños y jóvenes, además amaba la naturaleza; vivía una vida sencilla en el barrio La Morita”, acota.

De retorno a Francia

José Manuel arribó al país el domingo 29 de diciembre y a los pocos días su madre fue cremada en una ceremonia en la que estuvieron presentes sus amistades más cercanas y miembros de su iglesia. El hombre se llevó las cenizas el pasado viernes.

José Manuel agradece la ayuda de los fiscales y del cónsul honorario de su país en Bolivia, que le ayudaron tanto en los trámites de repatriación como en los temas procedimentales en el marco del proceso contra los dos detenidos.

“Espero que la justicia les dé la máxima pena a los detenidos y que agarre al tercero”, dice José Manuel, reiteradamente, porque aún no puede creer lo que pasó, porque no puede entenderlo, porque no se lo puede sacar de la cabeza. “No puedo borrar de mi mente la imagen de mi madre”, repite una y otra vez.

El conteo no se detiene

La gestión 2019 cerró con 116 feminicidios en el país. Desde 2015, cada año los casos superan el centenar y nada hace pensar que este año vaya a ser diferente.

Según las estadísticas de la Fiscalía General, los casos han ocurrido en La Paz (3), Cochabamba (3), Potosí (3), Chuquisaca (2), Oruro (1) y Pando (1). En Santa Cruz este año se han confirmado dos, aunque se precisa una aclaración, pues la Fiscalía registra tres hechos, pero el director departamental de la Felcv, Paúl Saavedra, ha señalado que uno de ellos, según el dictamen forense, no fue feminicidio, aunque la investigación sigue abierta.

Cabe señalar además que hay tres casos de crímenes en Santa Cruz en que se ha cuestionado los informes forenses porque en primera instancia determinaron otras causas de muertes.

Uno de esos casos fue precisamente el segundo feminicidio confirmado en Santa Cruz, el 20 de enero en la localidad de Basilio, donde una joven habría sido victimada por su excuñado.

Entre los casos registrados esta semana están el ocurrido en Sucre, donde Viviana Ch.T. (36) murió con 16 puñaladas presumiblemente a manos de su concubino, quien horas después se quitó la vida.

El 19 de enero, en Cobija, se registró el feminicidio de Gracieli P. V. (23); murió apuñalada.