Escucha esta nota aquí

En medio de la desesperación de los padres por lograr que sus niños superen el dengue en salas totalmente saturadas, ayer se supo la triste noticia de que un niño, de siete años, no pudo vencer el cuadro crítico y falleció como consecuencia de la enfermedad.

La realidad en Emergencias del hospital Mario Ortiz duele. El espacio diseñado para 50 pacientes alberga más de 100 y, ante la falta de camas, algunos niños reciben suero recostados sobre bancos de madera y otros echados en el piso, mientras que los más pequeños lo hacen sobre sus propios carritos. Incluso, ayer un niño era atendido sobre un colchón que su mamá puso debajo de un mesón.

Los padres casi resignados se conforman con que sus pequeños sean admitidos y los médicos hacen un esfuerzo sobrehumano para dar abasto a gran cantidad de pacientes. Ayer, 37 niños precisaban pasar a internación, pero esto fue imposible porque dicho servicio también estaba lleno. Además, los galenos ya han registrado siete decesos de niños con síntomas de dengue. El Sedes maneja ocho casos de dengue confirmados por laboratorio en todo el departamento cruceño y se espera el análisis del comité científico.

La situación en este nosocomio es tan crítica que llevó a los galenos a realizar un consejo técnico de emergencia, que concluyó con un documento que fue remitido a la Gobernación.

El documento al que accedió EL DEBER revela un panorama más grave del que se conocía hasta ahora y en él los galenos exigen respuesta de las autoridades competentes para aliviar la saturación. “Se observa que hay falta de respuesta por parte de autoridades de la Gobernación y del Ministerio (de Salud), a quienes se les solicitó recursos humanos y equipamiento para la sala de dengue, el mismo que no se ha realizado (se han enviado seis cartas a la Gobernación). Se identifica que hoy (por ayer) hay 21 pacientes con dengue, 3 críticos y que hasta la fecha hubo siete óbitos por dengue; hoy (por ayer) falleció uno”, dice el documento, haciendo referencia a la situación de la sala de Emergencias.

Y luego describe otros servicios. “Se identifica que en triaje hay 12 internados, 6 casos de dengue en observación y 4 pacientes en reanimación con dengue grave. Se identifica que hubo un fallecimiento durante el periodo de espera en triaje, anoche (por el lunes)”, dice el texto.

Suspenden algunas cirugías

El consejo técnico del hospital de Niños arrojó también algunas medidas para aliviar la saturación de Emergencias, entre ellas, se decidió suspender la consulta externa de gastroenterología; se priorizarán las altas en las salas; y se suspenderán todas las cirugías programadas en neurología, cirugía pediátrica y traumatología.

Reforzarán el primer nivel

El director del Sedes, Marcelo Ríos, reconoció la labor que desempeña el personal de salud en esta emergencia y manifestó que las medidas internas que toman los nosocomios, como las del hospital de Niños, las hacen por recomendaciones del ente rector.

Ríos insistió en que estas acciones son paliativas, pues el problema de hacinamiento se solucionará con más ítems. En este sentido, indicó que mientras llegan los 300 cargos comprometidos por el Ministerio de Salud, se habilitarán consultorios en los centros de primer nivel para hacer una línea de contención en este nivel. Es decir, una especie de filtro para que solo los casos que precisen internación pasen a los hospitales de segundo y tercer nivel. De esta forma, se espera aliviar la saturación en estos dos últimos niveles.

Sobre la situación de la epidemia, indicó que el dengue “se está portando de una manera muy explosiva”. En lo que va del mes se han registrado 1.052 casos, casi el doble de lo que se registró en todo el 2019, cuando hubo 767. Actualmente, hay 100 casos por día, mientras que hace cuatro meses había entre 10 y 20 por día.

Kiara Taiz precisa sangre

Desde hace 12 días, la niña Kiara Taiz Gemio Perales (7) se encuentra en terapia intensiva del hospital de Niños. Además de las secuelas que le dejó el dengue tiene un cuadro de neumonía. Sus padres, Hyber Gemio y María Alejandra Perales piden la ayuda de la gente con la donación de sangre porque precisa plaquetas y otros hemoderivados. Para colaborar llame al teléfono 785-43290.