Edición Impresa

CARA A CARA

Juan Carlos Rivero Hace 1/29/2020 7:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Ayer se dio una nueva transición dentro del Gobierno de transición. A no espantarse, la transición es marca registrada de Bolivia. Hasta los gobiernos que más tiempo han permanecido en el poder siempre han hablado de estar en trance hacia una fase mejor. Sin ir muy lejos, los 14 años del MAS se denominaban ‘proceso de cambio’, justamente porque era algo en curso que no fue posible terminar en ese periodo y que por eso pedían un tiempito adicional. Nunca dijeron cuánto duraría el proceso, posiblemente los 500 años que prometieron quedarse.

 

_ Mientras los políticos se reacomodan, los hospitales públicos de Santa Cruz están atendiendo en condiciones infrahumanas: saturación de pacientes por donde se mire, terapias intensivas repletas de camas en hilera, cunas individuales compartidas por varios bebés, pasillos abarrotados por pacientes con afecciones graves. Encima, el dengue arrecia con fuerza en la región. Aterra pensar que nuestro sistema de salud tuviera que afrontar el brote de un terrible mal, como el coronavirus que sacude China, principalmente. Dada la gravedad, allá se han embarcado a construir hospitales en diez días para tratar de frenar la expansión del virus. Sería exagerado pedir lo mismo para nosotros, pero la crisis actual que nos afecta demanda una declaratoria de emergencia inmediata. Nuestro sistema de salud está siendo rebasado de manera exponencial y ya no se puede esperar más tiempo. Asignen los recursos e ítems necesarios, ¡ahora!