Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dio una conferencia de prensa en Santa Cruz en la que expresó su desacuerdo por la liberación de Alejandro Saavedra Saavedra, principal sospechoso de la violación grupal de una joven en el motel Deluxe en 2018, porque presuntamente hubo un favorecimiento. Además, la autoridad adelantó que se pedirá una auditoria al caso para identificar si hubo irregularidades. 

Pedir a la fiscal de distrito impugne la resolución de hoy día. No es posible que nos sigamos haciendo la burla de la justicia. Que una niña haya sido maltratada y no haya justicia. Que el poder económico esté por sobretodo y pisoteemos la dignidad de las personas…”, reclamó.

La autoridad también pidió a la fiscal de distrito de Santa Cruz, Mirna Arancibia, que se arraigue al sospechoso porque si huye del país hará responsables a los administradores de justicia. 

“Vamos a exigir que se haga una auditoria a todo lo que está pasando y vamos a pedir que se castigue con rudeza al juez que haya cometido un delito en este teman. Hay indicios de que se está favoreciendo a la gente que maltrató el honor de esta niña”, comentó. 

Murillo también opinó que aparentemente existen muchos políticos de gran influencia y dinero alrededor del caso, porque, la madre de Saavedra es funcionaria de la Alcaldía cruceña. 

Consultado por Unitel, el abogado Joadel Bravo, parte de la defensa de Saavedra, pidió al ministro Murillo no opinar sobre el caso, porque no representa a la parte demandante y el poder ejecutivo no tiene tuición en la justicia.