Escucha esta nota aquí

Hace un año se puso la piedra fundamental para el inicio de la construcción y puesta en marcha de la planta siderúrgica de Mutún, aunque su ejecución comenzaría meses después a cargo de la empresa china Sinosteel Equipment y Engineering Co. Sin embargo, la nueva administración de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) advirtió de que el proyecto no avanza y actualmente se encuentra abandonado porque los funcionarios asiáticos se fueron a su país a festejar el Año Nuevo chino.

Milko Moreno, recientemente posesionado como presidente de la ESM, indicó que la anterior administracción no ha realizado un seguimiento y fiscalización adecuado al proyecto, llegando incluso a cambiarse los componentes del mismo para reducir su alcance. También comentó que no cuentan con los diseños finales de ingeniería del proyecto a pesar de su obligatoriedad.

“En el proyecto Sinosteel lastimosamente no hay avances. Estamos bastante insatisfechos con el progreso que han hecho, porque no pueden vaciar cemento sin tener el diseño final de ingeniería y nuestra aprobación”, manifestó.

Moreno también comentó que los 80 funcionarios asiáticos se fueron a su país para celebrar el Año Nuevo chino (25 de enero), abandonando los trabajos, evento que se alargará hasta los primeros días de febrero.

Es por ello que añadió que la próxima semana ingresará una auditoría integral por componente; es decir, que se investigará cada área; agua, energía y electricidad, reducción directa, acería y laminación, entre otros.

Por su parte, Sebastián Hurtado, alcalde de Puerto Suárez, comentó que Sinosteel recibió alrededor de $us 125 millones para la construcción de la planta siderúrgica, un 22% del total a invertir, pero el avance de las obras a la fecha es mínimo.

“Vamos a esperar a que llegue el nuevo presidente de la ESM, los directores de la Gobernación, la Asamblea y el Municipio, para poder entrar al lugar y verificar los trabajos”, dijo Hurtado a tiempo de manifestar su preocupación por la situación a pesar de que la empresa china aún esté en plazo.

De igual forma, Wilfredo Campero, presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, lamentó que a pesar de que se hayan desembolsado recursos económicos a la empresa, no se tenga un importante avance en las obras. Asimismo, indicó que esperarán el informe oficial de la ESM con respecto a esta situación.

Campero dio su visto bueno a la designación del nuevo presidente de la ESM.

Mientras que el analista en minería José Padilla mencionó que ante esta situación deben actuar los fiscalizadores de la obra; es decir, la ESM y la empresa china Cisdi Group a la que se le pagó $us 22 millones para hacer el seguimiento de calidad. Además de añadir que existen boletas de garantía en caso de que no se cumplan los plazos.

“El diseño final tiene que aprobarlo el directorio, entonces yo creo que a partir de los primeros días de febrero se tiene que trabajar”, resaltó Padilla.

Preacuerdo por 100.000 t

Por otra parte, el presidente de la ESM informó de que el año pasado se comercializaron 100.000 toneladas por $us 2 millones. Y para este año se realizó un preacuerdo para vender 100.000 toneladas por mes durante dos años con un fondo de inversión norteamericano, contrato que aún tiene que afinarse en algunos detalles.

En esta línea hay dos contratos similares en espera y existe el interés de un grupo empresarial brasileño para adquirir manganeso de la mina San Pedrito (abandonada hace 40 años). Esta compañía tiene una planta en Corumbá y para reducir sus costos, está buscando alternativas para suministrarse minerales, manganeso y electricidad.

“Brasil es el mayor exportador de mineral de hierro del mundo, no hay por qué Bolivia no pueda ser parte de los mayores 20 exportadores”, dijo Moreno.