Escucha esta nota aquí

Si bien el ministro de Gobierno señaló que darán más detalles del caso de los dos pilotos bolivianos que cayeron con una tonelada de droga en México, en un avión que despegó de Salta (Argentina), ayer señaló que “claramente se ve que la droga es boliviana” y por lo tanto que el avión “pudo haber salido de Bolivia”.

La autoridad basó su afirmación en los 36 bolsones en que estaba la droga hallada en el avión. “Fíjense en las bolsas, son fabricada en Bolivia; se manejan en lo que llamamos el ‘collao’ (occidente del país)”, dijo.

El diputado Tomás Monasterio fue más allá y aseguró que el avión y la droga salieron de Santa Cruz, y aseguró que hoy dará a conocer el punto georreferencial donde se cargó la droga.

Mientras tanto, en Argentina, el director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinski dijo que se cree que la droga se cargó en algún punto de Bolivia o Perú y que están rastreando una supuesta escala irregular, informó El Tribuno, de Salta.

“El avión tiene un aparato (transporter) que emite una señal a las torres de control, como un punto titilando. Esa señal se puede apagar manualmente. Nosotros sospechamos que hicieron eso y que en algún momento de la ruta el avión bajó a cargar la cocaína”, indicó Glinski. Por ello, dijo que se está revisando con la Empresa Argentina de Navegación Aérea, en qué momento ‘se pierde’ el vuelo.

Asimismo, las autoridades del vecino país han descartado que la droga haya sido cargada en Salta, puesto que pasó por tres distintos controles antinarcóticos y se han revisado las más de 10 horas de imágenes de cámaras de seguridad del avión en el aeropuerto salteño, que tienen sensor de movimiento y no se observa nada.

Los pilotos, dijo Glinski, durmieron en un hotel cercano a la terminal aérea. También se ha determinado que los dos supuestos pasajeros que la aeronave fue a buscar a Argentina para llevar a México, nunca existieron. La nave arribó y se fue sin pasajeros.

Comunicados de aerolíneas


La aerolínea BoA confirmó que Aldo López Matienzo, trabajó en esa institución de mayo a 2017 a abril de 2019 y que fue contratado irregularmente por la anterior administración al mando de Ronald Casso, “con sueldo sobredimensionado que generó un daño económico de $us 5 millones al Estado”. 

El otro piloto, Miguel Blásquez, según la aerolínea Amazonas, actualmente trabaja para esa empresa privada pero aclaró que al momento de su detención no se encontraba ejerciendo sus funciones en la empresa.

APUNTAN AL EXGOBIERNO
Vinculan a exministro
Monasterio señaló que uno de los pilotos, Miguel Blásquez, tiene parentesco con una mujer de iniciales D.V.V., que sería cercana a un exministro de la gestión de Evo Morales.

“14 años de paraíso de narcos”
Murillo señaló que el país ha sido durante 14 años un “paraíso para los narcos”, pero que eso se está acabando gracias al trabajo de la Policía y la Felcn.