Escucha esta nota aquí

A nombre de la presidenta Jeanine Áñez, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, expresó su preocupación e indignación por el arresto domiciliario concedido ayer en favor de Carlos Alejandro Saavedra Saavedra, considerado como el principal acusado del delito de violación grupal a una joven de 18 años.

El joven fue liberado por el vocal Walter Pérez tras el retiro de todos los riesgos procesales cuestionados por la defensa de la víctima y de la Fiscalía.

Murillo convocó a rueda de prensa y aseguró que lo hizo ante el llamado de la presidenta Áñez tras conocerse la decisión judicial en favor del acusado por considerar que con esta acción se está pisoteando la dignidad y todos los derechos de una joven que habría sido ultrajada sexualmente hace más de un año en el motel Deluxe.

Murillo expresó que el principal sospechoso del hecho, Carlos Alejandro Saavedra, es hijo de una alta funcionaria municipal de Santa Cruz, vinculada al poder. “Se comenta que hay muchos políticos alrededor de este tema y mucho dinero. Tenemos un mandato de la presidenta Jeanine Áñez, que es defender por sobre todas las cosas a la mujer. La presidenta me ha llamado y vamos a pedir a la fiscal que impugne la resolución. No es posible que nos sigamos haciendo la burla de la justicia, que el poder económico esté por sobre todo y mellemos la dignidad. Cuánto dolor sufre la víctima, la madre y todas las mujeres que se sienten pisoteadas por malos jueces y fiscales”, dijo Murillo.

Manifestó además que se pedirá que vuelva la fiscal Nancy Carrasco como conocedora del caso y que los pedidos no se tratan de un hecho político sino de justicia.

La autoridad además cuestionó el fundamento expresado por el vocal Walter Pérez de que el acusado merece libertad porque su vida corre peligro. “Me pregunto ¿y la vida de la joven ultrajada? Esto es inaudito”, dijo el ministro.

Con escolta policial

Anoche, el vocal Walter Pérez que dictó el fallo, acudió a EL DEBER para expresar que nada tiene que esconder y aseguró que en el fallo de apelación negado por un anterior juez solo había un riesgo procesal contra Saavedra que fue mejorado y tras un análisis otorgó libertad condicionada, con arresto domiciliario y escolta policial.

Además, explicó que el arraigo es departamental e internacional además de una fianza de Bs 30.000. “Yo no doy liberad ni condeno a nadie; sino que enmarcado en la norma he concedido que se defienda en libertad”, dijo.

Por su parte, la madre de Alejandro Saavedra dijo en rueda de prensa que ve una presión del actual Gobierno al sistema judicial, la cual comparó a la actuación del gobierno de Evo Morales.

El abogado Joadel Bravo manifestó que el ministro Murillo “nada tiene que ver en el proceso y lo calificó como un atropello y una injerencia total a los jueces, como lo hacían los masistas”.

“Una puerta abierta a todos”

La abogada Jéssica Echeverría expresó que el fallo es el resultado de la manipulación del poder político y económico gestado desde la Alcaldía. Afirmó que la víctima fue ultrajada y tuvo que salir del país ante amenazas de agresiones de las madres de los detenidos. Dijo que el vocal Walter Pérez no valoró tantas pruebas presentadas y consideró que con este fallo se abre la puerta para que todos los del caso salgan en libertad para ‘carnavalear’.