Escucha esta nota aquí

El Gobierno inició la negociación con las federaciones departamentales de las personas con discapacidad para debatir políticas sociales a favor del sector.

Este grupo no se sumó a la caravana que marchó desde Cochabamba hasta La Paz. Sin embargo, le piden al Ejecutivo es el pago de un bono escalonado, es decir, que las personas con discapacidad muy grave sean los más beneficiados. El monto está sujeto a evaluación.

Mientras, el grupo movilizado sigue en vigilia en las plazas Murillo y San Francisco, rechazó el diálogo porque el Gobierno dijo que es "inviable" el pago de una renta mensual de 500 bolivianos. 

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, lamentó la inasistencia del sector movilizado, que marchó durante 35 días antes de llegar a La Paz, el lunes.

El dirigente Ricardo Nacho, que dice ser representante nacional del sector, agradeció la convocatoria del Gobierno y sugirió un pago de un bono escalonado. "Que las personas con discapacidad muy grave reciban más dinero y las que tienen discapacidad baja tengan un trabajo estable", planteó.

Se instalaron mesas de trabajo a cargo de los ministros. En la cita están, además del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, el ministro de Economía, Luis Arce; de Trabajo, Gonzalo Trigoso; de Salud, Ariana Campero; y de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos.