Escucha esta nota aquí

Wilstermann derrotó a Blooming (3-0), recuperó terreno en el Apertura y amargó a la academia celeste que debe enfrentar al ecuatoriano Emelec este jueves (18:15) en Santa Cruz por la Copa Sudamericana. El triunfo del rojo, por la cuarta fecha del torneo, sirvió para reencontrarse con su hinchada después del duro revés que sufrió ante Aurora (2-1) en la jornada anterior.

En la primera mitad, Wilster abrió el marcador apenas iniciado el partido. Cristian ‘Pochi’ Chávez (5’) puso el 1-0, de penal. La falta fue cometida por Leonardo Urapuca en contra de Gilbert Álvarez, que tocó al delantero desde atrás en el área celeste. El argentino lo cambió por gol descolocando a José Peñarrieta.

El celeste de Santa Cruz no reaccionó permitiendo que Wilstermann continúe manejando el medio campo con Chávez como su principal figura en la zona. A los 11’ Alejandro Meleán, de cabeza perdonó al celeste. El polifuncional cabeceó solo, pero por encima del horizontal académico.

Blooming tuvo una tibia reacción con Gustavo Fernández (16’), que se sacó a dos defensores, pero su remate suave llegó a las manos de Arnaldo Giménez. Fue lo mejor que mostró el celeste en los primeros 45 minutos, ya que por derecha el joven Juan Ferrufino tampoco pudo llegar con claridad al arco del meta local.

El segundo llegó por medio de Jaime Arrascaita (37’). El paceño recibió un pase entre los defensores celestes Urapuca y Jesús Sagredo, que dejaron que gire en medio metro y de derecha mande el balón al fondo del arco de Peñarrieta. Con el 2-0 se fueron al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, Blooming tuvo en los pies de Julio Herrera el empate, pero su disparo, a los 51’, salió por un costado del arco de Giménez. Juninho, que ingresó por Arismendi, en el complemento, intentó, pero tampoco fue la solución. Lo mejor que hizo fue un disparo que salió desviado.

El rojo apretó el acelerador de nuevo y con Serginho en el campo de juego (ingresó por Arrascaita) amplió la cuenta a los 79’. El brasileño amagó, primero a Sagredo y después a Urapuca para sacar un derechazo inatajable para Peñarrieta desde fuera del área grande. Con el 3-0 el partido estaba liquidado.

En la recta final, Wilstermann estuvo más cerca de ampliar el marcador que Blooming del descuento. Ramiro Ballivián y Ricardo Pedriel desperdiciaron sus chances ante un Peñarrieta golpeado al igual que el resto de los dirigidos por Miguel Ponce.

Wilster es justo ganador, por lo que se vio en el campo de juego, ante un Blooming, todavía en formación, que no encuentra la fórmula para sacudirse de este mal inicio de temporada, que además debe mostrar una mejor versión ante Emelec en la primera fase de la Sudamericana.