Escucha esta nota aquí

Recta final del partido. Los nervios afloraban; ‘Vitamina’ Sánchez salía molesto de su banquillo para protestar por la pérdida de tiempo de los jugadores de Aurora. Ya había mandado a la cancha a todo su arsenal, primero a Marco Bueno y después a José Alfredo Castillo; su objetivo era no ceder más puntos en el Tahuichi. El duelo estaba 1-1, hasta que a los 85’ el ‘Negro’ de siempre, apareció, hizo un espectacular giro tras disparo de Zoch y el balon acabó en las redes.

La explosión de los hinchas, como era de esperarse, fue eufórica, ya que esperaban un triunfo antes de ver a Oriente encarar su travesía en la Sudamericana (viaja hoy a Brasil para medirse con Vasco da Gama el miércoles). No fue fácil, porque Aurora se paró bien, con Enrique Díaz y Santiago Arce como puntales y con Nicol Taboada ayudando para salir por derecha. Además, se dio modos para inquietar a través de Marcelo Aguirre que sigue siendo un jugador de nivel.

Para este duelo ‘Vitamina’ optó por poner un equipo mixturado ya que cuidó a Franco, Bueno y Rojas (los dos últimos ingresaron en el complemento) y dejó solo un tiempo a Gutiérrez al que sacó en el complemento. Su apuesta se centró en hombres como Samuel Pozo que cumplió un buen rol en el medio y en Juan Carlos Montenegro con Carmelo Algarañaz en ofensiva. El equipo comenzó bien, con juego, y gracias a eso logró el 1-0.

El desborde de Algarañaz a los 25’ sacándose a Taboada y Díaz, le permitió centrar para que Zoch, con gran maniobra, descoloque al arquero Darío Torrico. Ese gol era solo el reflejo de lo que pasaba en cancha. Ante la necesidad, los vallunos optaron por adelantar sus líneas y avisaron con el gol en off-side de Darwin Ríos. Hasta ahí, quien fue al rescate fue Marcelo Aguirre, un pulmón desde el medio que buscó desequilibrar sobre todo por derecha.

En el instante en que el local mejor jugaba, Aurora golpeó a los 42’ colocando el 1-1 a través de Enrique Díaz que cabeceó casi sin marca un centro de Aguirre que dejó sin opción al meta Rómel Quiñónez que reemplazó a Banegas. Con ese resultado acabó el primer tiempo. En el complemento Daniel Rojas ingresó por Gutiérrez; el objetivo era aprovechar su capacidad de quite y entrega para desnivelar, pero Oriente no lograba vulnerar la última línea.

Empatar ante Aurora era desprenderse temprano de quienes pelean arriba y fue por eso que la tensión creció, provocando que el técnico mande a la cancha primero al mexicano Bueno (64’) y luego a Castillo (71’). Aurora optó por meterse y por exagerar faltas esperando que el reloj avanzara, y estaba consiguiendo su objetivo hasta los 85’, instante fatídico en que Zoch remató desde la derecha y el ‘Negro’, intrépido como siempre, peinó y logó el 2-1 final.

Desde el banquillo, ‘Vitamina’ salió como un cohete a festejar y con él su cuerpo técnico y el resto de los jugadores. Los hinchas se levantaron haciendo retumbar el ‘Vamo.. vamo, vamo Oriente…’, además de ovacionar a Castillo que una vez más se vistió de héroe para regalar tres puntos de oro. Es que el triunfo no solo ayuda para mantener una ilusión intacta, sino para afianzar la confianza antes de una dura visita al Vasco da Gama, por al Sudamericana.