Escucha esta nota aquí

Desde el sábado hay un nuevo directorio en la Federación Boliviana de Atletismo (FBA), que durante más de dos décadas fue presidida por Marco Luque. En una controvertida y polémica elección, cuya posesión incluso se hizo en la calle, fuera de la secretaría de esta entidad, cuya sede es Cochabamba, el presidente de la Asociación Cruceña de Atletismo, David Soliz, tuvo el apoyo de cinco asociaciones (La Paz, Cochabamba, Beni, Chuquisaca y Santa Cruz) de las nueve afiliadas.

El acto se desarrolló con el control de un comité electoral, presidido por Pablo Vera, que de acuerdo a versión de Luque fue suspendido de sus funciones hace tres semanas, por lo tanto, consideró que lo decidido el sábado carece de toda legalidad y no debió realizarse hasta que se haya posesionado un nuevo comité electoral y con la presencia de delegados de todas las asociaciones.

Al respecto, el flamante titular de la FBA (2020-2024) explicó que la elección se hizo pese a la ausencia de Luque, quien utilizó todos los mecanismos para evitarla, como impedir que la cita se haga en el salón de la secretaría de la entidad, y así prorrogarse en el cargo, adoptando medidas dictatoriales para ocultar su mala administración, por cuanto debe aclarar por los dos millones de bolivianos que manejó en su gestión (2005-2013) y que no ha sabido informar qué hizo con esos recursos.

“Se inscribió solo una plancha porque Luque no se presentó. El apoyo fue unánime de cinco asociaciones, por lo que este lunes estaremos pasando el informe al Ministerio de Deportes para que oficialice nuestra designación”, explicó Soliz, quien adelantó que quiere darle un nuevo rumbo al atletismo nacional.

Sobre los fondos que Luque manejó, Soliz mostró ayer un documento en la que el Ministerio de Salud oficializa la deuda de la FBF, en la gestión de Luque, por un descargo de Bs 2.020.551 que no se hizo.

La respuesta de Luque

Entre tanto, Luque se encontraba ayer supervisando un torneo sudamericano de atletismo que se realiza en La Paz. El directivo considera ilegal lo hecho por Soliz y por las personas que controlaron las elecciones.

“No tiene validez porque ese comité electoral fue disuelto hace tres semanas. Es vergonzoso lo que hicieron; justo fue elegido cuando estamos en pleno sudamericano”, dijo. Contó que el delegado por La Paz (Roberto Calisaya) no representa a esta asociación sino a la provincia de Viacha.

Soliz replicó que no asistió el titular paceño (Noel Gutiérrez) porque está vetado por el Servicio Departamental de Deportes de La Paz y en su reemplazo fue el vicepresidente, Roberto Calisaya, que asumió la titularidad de acuerdo a los estatutos de esta asociación. “Todas las resoluciones en contra de Luque y Gutiérrez están respaldadas con documentos. No son informes de palabras. Aquí nos manejamos con la legalidad”, sostuvo Soliz, que espera entrar en vigencia una vez entregue toda su documentación a las autoridades competentes.