Escucha esta nota aquí

Nacional Potosí se aplazó de local al caer ante el peruano Melgar (0-2) en el partido de ida por la Copa Sudamericana, que se disputó la noche de este martes en el estadio Víctor Agustín Ugarte, de la Villa Imperial. La revancha se jugará el 18 de febrero en Arequipa. El equipo boliviano deberá ganar por más de dos goles de diferencia para pasar a la segunda fase del torneo continental.

Los goles para el visitante fueron anotados por Joeal Sánchez (5’) y por Othoniel Arce (65’). En el cuadro potosino Mauro Bustamante falló un penal.

En el arranque del partido, los dirigidos por Jeaustin Campos, pudieron abrir el marcador, pero sus delanteros se aplazaron en la definición. Un penal a los dos minutos pudo ser el inicio de otra historia, pero Bustamante de derecha no logró vencer al arquero, Carlos Cáceda, que evitó la caída de su arco en dos tiempos. Tras despejar el remate de Bustamante, el rebote lo tomó Nicolás Royón, que disparó al cuerpo el meta peruano.

La primera conquista de la visita llegó tras un grueso error en salida de Alexis Hinestroza, que no pudo controlar el balón, situación bien aprovechada por Sánchez, que tras una combinación con Arce, venció a Yimi Roca con remate cruzado, a los cinco minutos.

Los de Campos no reaccionaron y un cabezazo de Royón que exigió a Cáceda fue lo mejor que expuso el equipo boliviano antes de irse al descanso.

En el complemento, otra vez afloraron los errores en Nacional, sobre todo en salida. La segunda conquista llegó a los 65’. Un contragolpe iniciado por Sánchez fue aprovechado por Arce, que batió a Roca con disparo de pierna izquierda. El gol llegó cuando Nacional apretaba en busca de la igualdad. Con el 0-2 el partido se puso cuesta arriba para los de Campos.

Sin demasiadas virtudes, el equipo del entrenador argentino Carlos Bustos fue superior a Nacional, gracias a su efectividad y a la mala puntería de los bolivianos, que el resto del encuentro no pudieron siquiera descontar para intentar buscar un milagro en Arequipa, el 18 de febrero cuando se dispute el partido de vuelta.