Escucha esta nota aquí

No le dio ni para empezar a competir en la Copa Sudamericana. Blooming cayó de local por goleada en su debut en el torneo internacional ante Emelec (0-3), de Ecuador, que en su primer partido oficial del año aniquiló a una academia liviana y sin ideas. Con el resultado, la eliminación del equipo que dirige Miguel Ponce quedó prácticamente sellada, y el encuentro de vuelta, a disputarse el 20 de este, será más por cumplir.

Sorprendió el DT Ponce dejando en el banco a Junior Sánchez, Julio Herrera y Fernando Arismendi, que venían jugando de titular y que estuvieron en la goleada recibida ante Wilster, por 3-0. Tras ese partido, uno de los primeros en criticar el nivel fue precisamente el entrenador. Con las variantes tampoco mejoró y en el primer tiempo solo tuvo una ocasión clara de gol, que Juninho se encargó de desperdiciar en el minuto 46’, luego de que Gustavo Fernández la peleara para dejarlo solo al brasileño, que mandó un globito.

Imprecisa y con poco fútbol ofensivo, la academia celeste mostró muy poco de fútbol, confirmando el mal momento que pasa en el Apertura, donde suma dos derrotas, un empate y un triunfo. De las variantes, el que estuvo más bajo fue Helmut Gutiérrez, que perdió varios balones y que fue abucheado. Tampoco estuvo a la altura Juninho, que ha ido de más a menos desde su debut en la primera fecha del Apertura. La noche de este jueves, su aporte fue casi nulo. Y Fernández, tampoco es solución en ataque, afectado también por lo poco que crea Blooming.

Ponce intentó sorprender con tres volantes ofensivos, dándole lugar a César Menacho, por derecha; Joselito Vaca, por el centro; y Juninho, por izquierda. El resultado de este tridente fue una pobre producción ofensiva. En la zona de volantes de marca, Christian Latorre intentó tomar el control, pero los ecuatorianos se dieron modos para complicar en especial con su figura Joao Rojas y con Facundo Barceló. El mejor en el primer tiempo de la academia fue José María Carrasco, que estuvo seguro en los cruces. También Rubén Cordano demostró solvencia, pero en el gol de Barceló (28’) no pudo hacer nada para salvar su pórtico.

El tanto de Emelec llegó tras un error en la salida de Gutiérrez, y que Barceló definió potente y abajo. Blooming quedó en deuda en el primer tiempo y debía mejorar bastante para apostar al menos al empate en la segunda parte.

Dos golpes más

Junior Sánchez y José Veizaga entraron por Gutiérrez y Juninho, los dos más bajos de la primera parte. Luego ingresó Julio Herrera. Los tres le dieron más velocidad y salida a Blooming, que mejoró y fue más punzante.

Eso sí, con esa mínima mejoría no alcanzó porque al adelantar sus líneas, el local dejó espacios. A los 57’, Emelec estuvo cerca del segundo con Zapata que fusiló a Cordano, que logró despejar un balón con sello de gol. La respuesta de la academia se dio por intermedio de César Menacho, que punteó la pelota, pero el arquero Ortiz reaccionó y salvó su arco.

Blooming siguió insistiendo, pero le faltó peso ofensivo, que sí lo tuvo Emelec, que a los 77’ casi marca a través de Barceló. Cuando la academia trataba de al menos empatar vino el segundo golpe de visitante. Jair Arroyo se elevó en el área chica para de cabeza mandarla a las redes, a los 86’. Ya era un resultado catastrófico para la academia, que a los 93’ recibió el tiro de gracia. Caicedo remató y Cordano dio rebote, que fue bien aprovechado por la figura del partido, Barceló, para anotar el 0-3, una vergüenza para los celestes.