Escucha esta nota aquí

Después de su debut de Oriente y Blooming en la Copa Sudamericana el choque entre ambos este domingo (19:30), por el torneo local, tendrá a dos equipos que llegan con sensaciones distintas a uno de los partidos más atractivos del fútbol boliviano.

El equipo albiverde, que cayó ante Vasco da Gama (1-0) en condición de visitante, llega al partido ante su archirrival, mejor anímicamente ya que el resultado logrado en Brasil es remontable en el lance de vuelta, pero además es uno de los punteros del Apertura.

En la otra vereda la suerte es totalmente distinta. Blooming es décimo en el torneo local y viene de ser goleado ante el ecuatoriano Emelec (3-0) en condición de local. Al pésimo inicio en la Sudamericana se suma el mal comienzo en la División Profesional, ya que de cuatro partidos solo ganó uno, empato otro y perdió dos.

A los números rojos de la academia, se adiciona el malestar de la hinchada que comenzó a cuestionar algunas decisiones del director técnico, Miguel Ponce, que no encuentra la fórmula para conducir a un Blooming golpeado por los malos resultados.   

El partido será determinante para ambos planteles. Una victoria del equipo de Pablo ‘Vitamina’ Sánchez será el impulso mayor para seguir entre los líderes y llegar motivado al partido ante Real Santa Cruz (16 de febrero) por la séptima fecha del Apertura y al choque ante Vasco, tres días después, por la vuelta de la Sudamericana.

Por su parte, Ponce no tiene margen de error. Un triunfo servirá de oxígeno para seguir respirando en el campamento celeste, mientras que una derrota le puede costar caro, incluso su salida de la academia antes de lo esperado.