Escucha esta nota aquí

Desequilibrante y punzante para los rivales por su velocidad y habilidad. Juan Diego Gutiérrez pudo ser el arma, desde el primer tiempo o entrando en la segunda parte, para que Oriente Petrolero intente evitar la derrota ante Blooming en el clásico cruceño, que acabó a favor de los celestes por 3-1. Esto no se dio porque el peruano inexplicablemente no estuvo ni en el banco de suplentes.

Su desequilibrio fue desaprovechado por el DT Pablo ‘Vitamina’ Sánchez y con ello vinieron las preguntas, ¿por qué Gutiérrez no estuvo entre los 11 titulares, ni entre los siete suplentes? ¿Se lesionó a último momento? La respuesta es clara: por decisión técnica fue convocado para concentrar y luego no entró en la nómina final de 18 para el encuentro.

Gutiérrez es uno de los refuerzos extranjeros que mejor impresión dejó entre los hinchas, desde su debut en el triunfo de local ante Nacional Potosí. En ese encuentro el volante ofensivo ingresó en el segundo tiempo y marcó el gol de la victoria.

Con esa demostración, se esperaba que a medida que pasen los partidos, Gutiérrez iba a engranar más y su rendimiento pasaría a ser determinante. Luego el jugador jugó de titular en los triunfos ante Guabirá en Montero y contra Aurora. En esos encuentros se notó que le faltaba estado físico, pero su aporte podría seguir siendo clave en los segundos tiempos hasta que logre ponerse en forma.

Así vino el encuentro por la Sudamericana, contra Vasco da Gama, en el que Gutiérrez le cambió la cara a Oriente con su ingreso en el segundo tiempo. Incluso, su rendimiento aportó bastante en el juego ofensivo por su rapidez para salir jugando y técnica para superar rivales. Ese encuentro acabó en derrota (1-0), pero el peruano volvió a dejar en claro y la esperanza que con él en cancha los refineros se volvían peligrosos en ataque.

Hasta que llegó el clásico ante Blooming, y la primera sorpresa fue no verlo ni en el banco, pese a que se vio a un Oriente que lo necesitó en el segundo tiempo para intentar darle la vuelta al marcador. Su ausencia no se entiende, pues en el club explicaron que era para darle descanso, pero tras el clásico se vino esta semana sin partidos para los albiverdes, que recién volverá a jugar el domingo (19:30) ante los albos.

 La situación se da porque el choque ante The Strongest, por la sexta fecha, no se jugará entre semana por el compromiso del Tigre, por la Libertadores, ante Tucumán. Gamarra se integra mañana El volante central Gamarra superó una fuerte contractura y una fibrosis en el aductor de la pierna derecha. Por ello se integrará a los entrenamientos mañana. El caso de Wilfredo Soleto es diferente, pues el marcador central debe esperar al menos una semana más para dejar atrás una tendinitis en la pierna derecha.