Escucha esta nota aquí

Denis Rodas, exfuncionario público, que recibió este jueves una condena de tres años por su participación en una red de extorsión, aseguró que la organización criminal que operaba desde el Ministerio de Gobierno para evitar que el empresario estadounidense Jacob Ostreicher logre su libertad.

Rodas fue uno de los ‘hombres fuertes’ del Ministerio de Gobierno cuando fungía como asesor de esa cartera de Estado, pero todos estos privilegios se acabaron cuando fue puesta en evidencia una red de extorsión compuesta por funcionarios públicos y en junio de 2011 fue enviado a la cárcel de Palmasola.

Junto a él fueron privados de libertad más de una decena de jueces, fiscales y servidores públicos que intervinieron en el desfalco de los bienes del ciudadano extranjero, así como en el alargamiento de su proceso judicial. Ostreicher, que contó con el apoyo de su compatriota el actor de Hollywood, Sean Pean, se fugó de Bolivia en diciembre de 2013.

Juicio abreviado

Rodas en noviembre de 2014, después de haber proclamado su inocencia por más de tres años, decidió declararse culpable y solicitó un juicio abreviado.

Este jueves, la jueza Ximena Flores le dispuso una condena de tres años de prisión en Palmasola por los delitos de organización criminal, uso indebido de influencias, contribuciones y ventajas ilegítimas como servidor público.

En su declaración, que consta en un documento del Ministerio Público al que EL DEBER tuvo acceso, Rodas asegura haber formado parte de una organización criminal compuesta por autoridades del poder judicial, Ministerio Público y Ministerio de Gobierno.

En esta red, según el documento, Rodas asegura haber actuado como representante del Ministerio de Gobierno para ejercer influencias y mantener latente el encarcelamiento de Ostreicher, echar mano de los bienes que le fueron incautados e intentar extorsionarlo con 200.000 dólares a cambio de su libertad.