Escucha esta nota aquí

El Gran Premio de China de Fórmula 1, previsto inicialmente el 19 de abril, fue aplazado a una fecha no precisada debido a la epidemia del nuevo coronavirus, bautizado oficialmente como COVID-19, anunció este miércoles la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

 El GP de China debía ser la 4ª prueba del Mundial de F1 que comienza el próximo 15 de marzo con el GP de Australia en Melbourne. La cita china iba a ser precedida por el GP de Vietnam, organizado por primera vez en este país, el 5 de abril.

 La FIA precisó que esta decisión se tomó a petición de los organizadores del Gran Premio y de las autoridades deportivas chinas y que "la salud y la seguridad de los equipos de F1, de los participantes en el campeonato del mundo y de los aficionados siguen siendo la principal preocupación".

 La FIA estudia con el promotor, los responsables de la F1 y las autoridades chinas "la posibilidad de una fecha alternativa para el Gran Premio más tarde en el año y en función de la evolución de la situación".

 El COVID-19 ya ha matado a más de 1.100 personas en China, donde la práctica totalidad de los fallecimientos se han producido en la provincia de Hubei, corazón de la epidemia, cuya capital es Wuhan. El GP iba a tener lugar en Shanghái, a más de 800 kilómetros al este de Wuhan.

 Fuera de China, incluidas las regiones autónomas de Macao y Hong Kong, se han confirmado cerca de 500 casos de contagio en una treintena de países y territorios.

 Debido a este aplazamiento, habrá un periodo de cerca de un mes sin carreras de F1 entre el GP de Vietnam y el de Holanda el 3 de mayo, y el calendario del Mundial se encuentra por el momento reducido a 21 pruebas.