Escucha esta nota aquí

En medio de denuncias sobre deudas millonarias, obras paralizadas y supuesta iliquidez en las arcas del municipio cruceño, la secretaria municipal de Administración y Finanzas, Sandra Velarde, salió a aclarar las dudas sobre la salud económica de uno de los municipios más grandes del país.

Velarde explicó que la comuna cruceña tiene una deuda histórica de Bs 700 millones por préstamos para diversas obras que se ejecutaron hace una década. También informó de que la Alcaldía gestiona dos fideicomisos ante el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), uno por Bs 93 millones y otro por Bs 95 millones, haciendo un total de Bs 188 millones.

A esta deuda se sumarán cuatro créditos nuevos que ya tienen certificación y cuyo desembolso no ha sido concretado, pero están en curso. El monto total de los cuatro créditos supera los Bs 1.055 millones. Esto significa que los nuevos créditos y los fideicomisos (que suman Bs 1.243 millones), además de la deuda histórica (Bs 700 millones), elevarán a un poco más de Bs 1.943 millones la deuda total de la municipalidad. Solo para tener una idea, este monto global de la deuda corresponde a más de la mitad del presupuesto municipal 2020 (Bs 3.472.535.000).

Uno de los créditos nuevos es otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF por Bs 254,73 millones, monto que será destinado a la ejecución de obras de la fase 1.A del BRT, es decir, el corredor norte-sur. Este crédito fue aprobado hace un mes, a 15 años plazo, cuatro años de gracia y una tasa de interés del 1,8%.

Otro crédito es con el Banco Mundial por Bs 348 millones y está destinado a la construcción de la red de ciclovías de La Costanera y la revitalización del centro histórico, zona del parque El Arenal. Además, será para concluir obras de drenajes en el 8.º anillo, zona de la doble vía a La Guardia.

El tercer crédito es con KfW, un banco alemán gubernamental, por Bs 104,4 millones para mejorar el sistema de alcantarillado.

El último crédito que está en curso, a la espera de su desembolso, es por Bs 348 millones con Concretec. Será para la pavimentación de calles en distintos distritos.

Velarde aclaró que hay deudas que tienen planes de pago de hasta 20 años plazo, por lo que se pagan en montos pequeños
y a la vez permiten tener flujo rápidamente.

Deuda con constructoras

Sobre la deuda con las empresas constructoras, que alcanza a Bs 200 millones, Velarde aseguró que no hay ninguna obra paralizada y que el retraso en los pagos se prevé resolver en los próximos meses cuando el Gobierno desembolse los fideicomisos.

En cuanto a la deuda histórica de Bs 700 millones, explicó que aún se pagan créditos por el ordenamiento de mercados (deuda contraída con el Banco Unión), la construcción del mercado mayorista Abasto (crédito de la CAF), la compra de equipos hospitalarios (a una entidad española), pagos por el cambio de semáforos (crédito fránces), entre otros.

Velarde dijo que la comuna tiene solvencia para asumir créditos, pues, pese a los montos actuales de deuda, solo el 6% del POA se destina al pago de deudas (Bs 196 millones anuales).

 Concejal critica

El concejal de UCS, Johnny Fernández, lamentó que el municipio siga prestándose dinero y que tenga problemas de pago no solo a las empresas constructoras, sino también a las que proveen de alimentación al personal de las empresas desconcentradas.

Fernández duda que la deuda histórica sea de Bs 700 millones. Hace dos años, él denunció que en 2017 el municipio incrementó su deuda de Bs 337,061 millones a Bs 602,433 millones.

Indicó que también hay deudas con el operador de aseo Vega Solví. El gerente de la Empresa municipal de Aseo Urbano de Santa Cruz (Emacruz), Johnny Bowles, admitió la deuda, pero no detalló montos. “Se tienen compromisos de pagos parciales de planillas que fueron devengadas en 2019 y están contempladas en el POA de 2020”, respondió a través de un cuestionario. Aclaró que esto no implica que el operador deje de prestar el servicio.