Escucha esta nota aquí

Antes de llegar a dirigir la empresa de telecomunicaciones más importantes del país Elio Montes era gerente de Digital TV, una empresa mediana que se abre paso en el mercado. Su bunker estaba ubicado calle Rómulo Gómez, en plena zona de La Ramada. Su salto a las ligas mayores del negocio fue a través de una recomendación que hizo el bloque cívico cruceño, que se movilizó contra las fraudulentas elecciones de octubre de 2019 y que terminó con la renuncia del entonces presidente, Evo Morales.

Nacido hace 38 años en Santa Cruz de la Sierra, cursó sus estudios primarios en el colegio Marista. Luego se graduó en Economía en la Universidad de Nevada, Estados Unidos. Su carrera laboral, según información de su cuenta en Linkedin, comenzó en el país del norte en donde creó Montes Capital Group, una pequeña compañía de inversión hipotecaria.

En Bolivia fue agente de créditos corporativos. Luego realizó emprendimientos digitales fue CEO y fundador de Curriculum.bo, el primer portal de búsqueda empleos del país, de Inmuebles Ya, y Social Team SRL.

Recomendación

Jerjes Justiniano, abogado del ahora candidato a la presidencia Luis Fernando Camacho, y expresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, señaló que Montes fue sugerido por este sector para que asuma las riendas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel).

“Yo hablé por teléfono ayer (miércoles) y me preguntó sobre los pasos legales que debe seguir. Le dije que el Ministerio de Obras Publicas debería hacer una auditoría y que él debe presentar sus descargos. Es los más responsable que pudo hacer”, dijo Justiniano.

Para el abogado, las acusaciones contra Montes buscan dañar la imagen del exlíder cívico. Además, dijo que desde el Estado se lanzaron datos tergiversados.

Otras fuentes consultadas por EL DEBER, indicaron que Montes se acercó al sector cívico en el periodo de crisis, en donde forjó buenas relaciones con los líderes, pese que no era bien visto por otros grupos allegados al Comité. Pero aun así logró influencia suficiente para escalar hasta la gerencia de Entel, luego de liderar una pequeña empresa por La Ramada.

PRESENCIA EN REDES

TUITERO | Desde que asumió las riendas de Entel informaba sobre todo lo que hacía a través de Twitter. Desde esta red social se defendió de las observaciones a su gestión y denunció que sufrió 82 días de acoso laboral y amenazas psicológicas.

NO CONTESTA CONSULTAS | EL DEBER envió un mensaje a las redes del exejecutivo pero hasta anoche no contestó.