Escucha esta nota aquí

A Dora Vallejos le incomoda que la hayan etiquetado mediáticamente como la ‘Reina del norte’ y dice que las autoridades deben demostrar que es una millonaria. La noche del miércoles, llegó en taxi a la Fiscalía departamental, horas después de haber presentado un memorial de presentación espontánea.

Cuando se sentó ante el fiscal Marcos Arce, solo contestó una pregunta en la cual reveló ser profesional en Administración de Empresas y Agropecuaria; señaló que su actividad principal estaba en el ingenio arrocero Edén, que es de su propiedad, ubicado en el municipio de San Carlos, y que era administrado por su hermano.

Para la Fiscalía, existen suficientes elementos para investigarla por enriquecimiento ilícito y legitimación de ganancias ilícitas, pues acumuló $us 150 millones en los últimos siete años. Además, se sospecha que está vinculada con altas exautoridades del anterior Gobierno. Ayer, la fiscal departamental Mirna Arancibia aseguró que se emitirán citaciones contra exautoridades locales y nacionales de la gestión del MAS para que respondan dentro de las investigaciones, pero evitó adelantar los nombres, aunque se conoce que en la nómina figuran un exministro, un exalcalde, entre otros.

Arancibia dijo que a su debido momento se hará conocer la ampliación de las pesquisas a exautoridades.

El Ministerio de Justicia y el diputado Tomás Monasterio han manifestado que el exministro Carlos Romero era allegado a Dora, pero esa será una de las respuestas que se buscará conocer en la audiencia de Dora.

 Sus más de 3.000 hectáreas

EL DEBER conoció que la Fiscalía registró con anotación preventiva en Derechos Reales más de 50 bienes, entre propiedades, lotes y casas que estarían a nombre de Vallejos. Las propiedades, que están en la provincia Ichilo (ver infografía), son 38 y superan las 3.000 hectáreas, que, si se hace una comparación, es lo que posee un productor agrícola que se puede considerar próspero y dentro del sector mediano o grande.

Mientras tanto, sus terrenos inscritos como lotes superan los 35.000 m2, que están inscritos como 14 terrenos. Si se los parcelara en la dimensión estándar de 300 m2, se podrían obtener 119 lotes.

Además, tiene al menos cuatro casas y 19 vehículos registrados a su nombre.

Alrededor del 90% de estos bienes los obtuvo después de 2012, por lo que se sospecha de que podrían haber sido adquiridos con recursos generados por su esposo, Bismarck Carlos Padilla, sentenciado por narcotráfico.

 Sus noches en la Felcn

Dora Vallejos vivía en una casa en Yapacaní, amplia y con lujos. Fue ornamentada por los mejores diseñadores. Según personas que conocen el interior de la vivienda, esta lucía pulcra y, quizás por su relacionamiento con personas de origen asiático en la comunidad San Juan, donde tiene la mayoría de sus propiedades (17 de 38), Dora V. V. adquirió la costumbre de quitarse los zapatos para ingresar, además de que pedía lo propio a sus invitados.

La mujer, que está casada con Bismarck Carlos Padilla (con quien tiene tres hijos, dos mujeres y un varón), ya ha pasado dos noches en celdas de la Felcn.
EL DEBER conoció que su primera noche transcurrió en una pequeña celda húmeda que compartió con otra mujer, aislada, sin comunicación, sin ningún privilegio y bajo la atenta mirada de dos policías antinarcóticos.

Esa celda colectiva no cuenta con camas ni baños, solo con un delgado colchón sobre el piso que sirvió para que ella pudiera descansar, según su parecer, después de tanta persecución policial.

Habló muy poco y con lágrimas en los ojos solo repetía que era inocente y que le preocupaba que sus bienes estén siendo avasallados. Cenó un cuarto de pollo a la broaster que le llevaron sus familiares y después intentó dormir tras varios días de permanecer oculta por temor, pues considera que su vida y la de su familia están en riesgo, lo cual la motivó a entregarse a las autoridades.

Su defensa considera que en el peor de los escenarios podría ser remitida al penal de Palmasola, a la sección mujeres. Su familia y su defensa consideran que aunque las condiciones de todo privado de libertad son infrahumanas, en este caso fue bien tratada, no se denuncia maltrato ni humillación de parte de la Policía.

Otros allanamientos

Mirna Arancibia aseguró que mientras Dora Vallejos se presentaba, los policías y fiscales realizaban acciones en la zona de Yapacaní donde se incursionó en propiedades de la mujer. En una de ellas se secuestró una caja fuerte que será abierta con los procedimientos legales y tres vehículos de lujo.

Se ha detectado que Dora V. acumula una fortuna y que se ha identificado en su haber 57 inmuebles y 19 vehículos, sin que existan antecedentes que justifiquen su actividad lícita que le brinde capacidad económica para adquirir esa cantidad de bienes.

Esposo, con orden de captura

La Fiscalía de Sustancias Controlas dirigida por Marcos Arce, tras ordenar la aprehensión de Dora Vallejos, también emitió la aprehensión de su esposo Bismarck Carlos Padilla, que según las pesquisas registra antecedentes por narcotráfico. Dora Vallejos asegura a través de su defensa que sigue viviendo con su esposo y que él nada tenía que ver con delito de narcotráfico y solo fue implicado pero consideró esa acción como un acto de injusticia.